Línea Caliente

Por Edgar Hernández*

 

¡El peor gobierno que ha tenido Veracruz en 30 años!

No hay que ser tan injustos.

Con las seis mil camaritas de vigilancia que pretende instalar el gobierno del señor Miguel Angel Yunes en los 212 municipios sí que tendremos beneficios: podremos ver en vivo y a todo color como nos asaltan, golpean y asesinan.

Podremos constatar al instante que no son –como dice el gobierno- disputas y venganzas entre criminales y tendremos la certeza de lo incapaz que es la Secretaría de Seguridad Pública que encabeza un incompetente como lo es su titular Jaime Téllez Marie.

Y es que si en un mes se registran, por poner el caso de Coatzacoalcos, 30 asesinatos y los fines de semana, por poner otro caso, Xalapa, 13 crímenes en la calles, pues ya estuvo: el drama, la tragedia y el baño de sangre serán en vivo y a todo color.

Hay que tener listas las palomitas.

Y es que, ¡Que difícil!.. Ha de ser, sin duda, muy difícil para el señor gobernador levantarse todas las mañanas y observar que nada le sale, que nada le cuaja, que su principal meta de garantizar a los ocho millones de veracruzanos seguridad “en seis meses” –tal como prometió en campaña- solo fue una balandronada y que sus enojos ya no espantan ni a su nieto recién nacido.

Hoy Veracruz está en los primeros lugares en feminicidios, secuestros y asaltos a casa habitación. Lidera asesinatos a periodistas y masacres y encostalados en la vía pública. Las balaceras se suceden como en el viejo Oeste y la inseguridad está tan desbordada que el propio primer mandatario ha salido a reconocer de manera pública que no ha podido resolver este tema.

Hoy, esto de las camaritas de TV solo mueve a la risa.

Mientras en la ciudad de México dispone para el servicio de 50 colonias y ocho unidades habitacionales, así como las más importantes arterias viales, de 20 mil “ojos electrónicos”, que se suman a las 13 mil cámaras que ya disponía y las dos mil más que tiene el Sistema de Transporte Colectivo, amén de 300 cámaras en zonas conurbadas para la conservación de áreas protegidas y 500 más destinadas para el reconocimiento de placas de circulación vehicular, con  las que se tiene un mejor control de tránsito, además de detectar vehículos que cuenten con reporte de robo.

Eso ahí leve, matalascallado, ya que su centro de control y de video vigilancia que tiene instalados disponen de una capacidad de respuesta de un minuto 32 segundos para llegar al escenario criminal; tiene además un Centro de Capacitación para todas las dependencias del gobierno federal para la atención de emergencias, así como soporte y mantenimiento integral del sistema.

Cuentan además con equipamiento adicional para 103 despachos de C2 y C4 y sitios de conexión de C2 móvil en puntos estratégicos para abarcar la ciudad de manera integral.

Eso, ni más ni menos, es lo que garantiza la seguridad pública para un menor número de habitantes de los que tiene Veracruz.

Eso sí, aquí nos ponemos a la “vanguardia” con seis mil camaritas para una entidad que colinda con ocho estados de la república, que tiene más de ocho millones de habitantes y una delincuencia fuera de control.

Son seis mil camaritas que solo servirán -¡ya lo veremos!- para Veracruz y Boca del Río, municipios consentidos por ser los que gobiernan sus hijos Miguel y Fernando.

Son, insistimos, seis mil video camaritas que vaya a usted a saber dónde se compraron para el auxilio de una policía corrupta y aliada con el crimen organizado; con un C4 fuera de toda modernidad tecnológica que más sirve para espiar a los políticos y periodistas enemigos del gobierno que para servir a la ciudadanía y con jefes cuyo único empeño es el moche y que sus subalternos no incumplan con las cuotas millonarias diarias, semanales y mensuales.

Bienvenidas pues las era de la modernidad, del cambio. Hoy, sin duda, deberíamos ser más felices después de tan afortunado anuncio. Este gobierno ¡Sí que cumple!

Tiempo al tiempo.

En otro orden de ideas, no quisiera dejar a un lado una gentil petición de un joven talento veracruzano.

Es un misanteco, alumno del Instituto Tecnológico Superior de Misantla, ITSM, que representará a Veracruz en el Concurso Nacional de Matemáticas.

Azael Mendoza Palomino es un chamaco de escasos recursos que estudia la carrera de Ingeniería Civil y quien se encuentra entre los cinco concursantes del prestigiado encuentro nacional de matemáticas, “Pierre Femat”.

El evento se realizará el 17 de noviembre.

Es el concurso más importante y respetado de México en el que participan escuelas públicas y privadas del país en tres categorías: secundaria, bachillerato y nivel superior.

Docentes y directivos del ITSM se sienten emocionados por los logros de Azael y más aun por ser un alumno de primera y que su orige humilde no le ha impedido llegar a este concurso.

Ahora Azael está juntando dos mil pesos para ir a la ciudad de México. ¡Seguro por ahí le cae Adolfo Mota o Vicente Benitez… tal vez Edgar Spinoso, para para completarle para su pasaje!

*Premio Nacional de Periodismo