Desde el Café

Por Bernardo Gutiérrez Parra

En varias comunidades de Veracruz existen Módulos de Seguridad y Módulos de Salud. De los primeros no hablaré porque no tienen remedio y son casos perdidos. Diría que los menos fregados han sido convertidos en sanitarios públicos pero estaría mintiendo porque no es así; están convertidos en algo peor.
De lo que sí hay que hablar es del abandono en que se encuentran los Módulos de Salud porque no se vale jugar con las necesidades médicas de los que menos tienen. Ignoro si alguno cuenta con lo más elemental para atender a un enfermo, pero los que he visto en mis andanzas por el estado no tienen más que el cascarón de la edificación.
Esto viene a cuento porque el periodista Francisco de Luna, realizó un reportaje sobre el Módulo de Salud de Las Vigas (un municipio de 11 mil habitantes) que está en condiciones deplorables. Y no sólo el módulo, sino el municipio que tiene agua potable una vez cada 45 días en promedio. Es decir, ocho días al año.
Y no vayas a pensar lector que Las Vigas está refundido allá por donde se perdió Tarzán; no señor. Está apenas a 36 kilómetros de Xalapa.
Paco cuenta en su reportaje que nomás a simple vista el módulo da la impresión de casa clandestina por el abandono, los manchones negros de humedad y la suciedad que se ha adueñado del sitio.
Los lugareños le dijeron que se instaló hace seis años (en plena efervescencia duartista), y estaba bien equipado, pero nunca funcionó y el equipo médico se deterioró.
Para este servidor lector, es un verdadero enigma que los gobiernos gasten miles o cientos de miles de pesos construyendo módulos que después van a tirar al olvido. Pero así es.
Fue hasta junio de este año cuando el Módulo de Las Vigas inició sus labores gracias a que los visitó el doctor Luis Gómez Hernández, coordinador de las Jurisdicciones Sanitarias, quien se comprometió de manera personal a que esa clínica funcionaría bien, pero todo fue una vana ilusión ya que apenas funciona. Y funciona mal.
En tiempos preelectorales timos como éste pueden incidir de manera negativa en el gobernador Yunes Linares y sus candidatos. ¿Con qué cara irá su hijo a pedir el voto de los habitantes de Las Vigas cuando un médico que trabaja para su gobierno los engañó?
Hace unos días enfermaron de gravedad más de quince niños en una comunidad de Coxquihui y en el Módulo de Salud no había ni un curita. Los menores fueron trasladados a Poza Rica donde fallecieron dos, los padres protestaron y cerraron la carretera. Y el gobierno estatal desbloqueo esa carretera a punta de macanazos.
¿Cuántos votos perdió Miguel Ángel Yunes Linares en su proyecto futurista nomás por no auspiciar un buen Módulo de Salud? Incontables.
A diferencia de los candidatos que sólo pueden prometer, Yunes Linares tiene la posibilidad de actuar. ¿Te imaginas lector la de votos que obtendrán los panistas veracruzanos si el gobernador destina unos millones de pesos a equipar como Dios manda todos esos módulos y los pone a funcionar?
En una de esas hasta cumple su sueño de heredarle la gubernatura a su hijo.
bernardogup@nullhotmail.com