Aunque el tiempo actúa como elemento disolvente en la mente colectiva, aún está¡ fresca la defensa que el Papa Juan Pablo II hací­a por Marcial Maciel, fundador de la orden religiosa los Legionarios de Cristo, acusado de abusar sexualmente de seminaristas y la paternidad de varios hijos. Mucho más de eso debe conocerse en los sótanos del Vaticano, y ahora un nuevo escándalo estremece a los Legionarios al conocerse la renuncia del rector del Pontificio Colegio Internacional María Mater Eclesiae, reverendo Oscar Turrión, quien confiesa la paternidad de dos menores y convivir con la madre de esos niños. El celibato es uno de los valores más preciados de la Iglesia Católica romana y este asunto enciende una vez más los reflectores hacia una institución milenaria no exenta de escándalos de esta naturaleza.