La destitución de Santiago Nieto a la Fepade dio lugar a múltiples efectos: la oposición al gobierno aprovechó para atribuirle razones de ocultamiento de información contraria a Peña Nieto, los partidos integrantes del Frente Ciudadano amagaron con afectar la discusión de la Ley de Ingresos en el senado. Concomitantemente, de acuerdo a los que saben, los senadores se exhibieron aceptando la comparecencia del procurador sustituto sin el aval de la ley. Además se derrocharon ríos de tinta para sostener que las investigaciones en curso no proseguirán por el cambio de fiscal. Más mitos que realidades, fue una auténtica tormenta con nubarrones amenazantes tras de las cuales se oculta una realidad que poco a poco irá saliendo a la luz