Agencias

Carolina del Sur .- Padre de un niño de  tres años le ordenó a su hijo que persiguiera y disparara contra un supuesto ladrón que estaba en el jardín de su casa. Cargando un arma, el menor disparó al pecho de la víctima y lo mató en el acto.

La Policía del Condado de Aiken, en Carolina del Sur, detuvo al padre Albert Davis, de 31 años, oriundo de Granitevile, Aiken, quien enfrenta severos cargos por homicidio luego de ordenarle al niño de 3 años disparar contra Timothy Raheem Johnson, de 24 años.

El hecho ocurrió cerca de las 8 p. m. del pasado martes, en una propiedad situada en Beckham Road, en Warrenville, a unos 95 kilómetros hacia el oeste de Columbia.

 Los investigadores señalaron que Davis le dio al pequeño el arma cargada para que persiguiera y diera muerte a Johnson. Según relató el sheriff del condado, el sargento Stephen Shunn, los testigos indicaron que el niño disparó contra el pecho de la víctima luego de recibir la orden de su padre.

Los detectives de esa ciudad del estado de Carolina del Sur tratan de determinar por qué Davis le dio el arma al menor. También, si se trató de un intento de robo como habría querido explicar el detenido o si había una disputa previa entre ambos. Por el momento, el padre del niño permanece en custodia.