Hace algunos días Andrés Manuel López Obrador se quejó de presiones del gobierno contra el Partido del Trabajo, solo porque le protesta su adhesión; pero las investigaciones judiciales han llevado al juez de control del Reclusorio Norte, Gerardo Moreno García, a vincular a proceso a Héctor Quiroz García, líder del Partido del Trabajo en Aguascalientes por el delito de operación de recursos de procedencia ilícita. En esa averiguación se involucra a María Guadalupe Rodríguez Martínez, esposa del dirigente nacional del Partido del Trabajo, Alberto Anaya Gutiérrez, porque a su cuenta personal se hicieron depósitos por 100 millones de pesos provenientes del gobierno de Nuevo León y no a las cuentas del Centro de Desarrollo Infantil. Al sentir tan cerca la lumbre, Alberto Anaya habla de “mentiras y pruebas falsas”, solo porque “apoyamos a López Obrador”. Este asunto ocupará muchos titulares de prensa en los días próximos.