La política es negociación, dicen los clichés informativos y los más engolados la definen como la ciencia de lo posible, y aquí pudiera caber el bochornoso espectáculo ofrecido por el ex gobernador de Quintana Roo, actual senador, Félix González Canto, en Cancún, al propinarle al secretario de desarrollo social una bofetada y recibir de éste, Julián Ricalde Magaña, dos puñetazos. Finalmente también a golpes se entiende la gente y este episodio es uno más para el anecdotario político de México.