Xalapa- 2017-10-0212:52:10- Ariadna García

Al promulgar la reforma a la Constitución que define las bases del Sistema Estatal contra la Corrupción, el gobernar Miguel Ángel Yunes Linares, aseveró que quienes dicen que “no hay cambio” son quienes antes participaban cotidianamente en el festín de la corrupción.

“Antes estábamos mejor afirman sin pudor los defensores del viejo régimen. Se les encuentra en todas partes. El mal se extendió como humedad. Romper esquemas de complicidad profunda con grupos y sectores de la sociedad ha sido altamente complicado”, asentó.

El mandatario estatal firmó además un paquete de iniciativas de nuevas leyes, de reformas y adiciones a algunas ya vigentes que darán sustento reglamentario a dicho sistema.

Dijo que se trata de un cambio total en el modelo de gestión de los recursos públicos, que permitirá pasar de la opacidad a la transparencia, del desorden a la planeación y de la corrupción al manejo honesto de los recursos.

“Se trata de institucionalizar el combate a la corrupción, de darle forma y cuerpo legal a las acciones que se llevan a cabo para que Veracruz deje de ser el lugar donde floreció la corrupción y pase a ser la entidad más limpia del país”, apuntó.

Apuntó que los recursos públicos deben ser sagrados, por lo que es necesario dar respuesta a una demanda social más que justificada de transparencia y austeridad en el uso de los recursos del pueblo de Veracruz.

“A los veracruzanos nos queda claro que la corrupción lastimó profundamente a Veracruz y no queremos que la historia se repita”, dijo.

Para evitarlo, agregó, se tienen que institucionalizar las medidas, procedimientos, la supervisión, el sistema de balance y equilibrio entre poderes, de tal forma que el combate a la corrupción no sea una decisión personal del gobernante, sino un mandato constitucional, y que sean instituciones y leyes las que garanticen el manejo honesto transparente y austero de los recursos públicos.

“Hoy todavía hay quienes exigen que deje de hablarse de corrupción y quieren frenar la acción de la justicia señalando que perseguir a los corruptos es una cacería de brujas para tender cortinas de humo, por ello es momento oportuno para recordar lo que vivimos en nuestro estado y decir con toda la fuerza nunca más, nunca más volverá a suceder”, señaló.

Y es que enfatizó que fue la corrupción lo que minó y lastimó profundamente la vida institucional del estado pues desapareció la división de poderes y el sistema de equilibrio y contrapeso entre los mismos.

“El Congreso se convirtió en un mercado de votos, donde igual se pagaba por votar una reforma, que por aprobar sin observaciones las cuentas públicas que no reportaban los montos del botín. Igual sucedió con el Poder Judicial, cuya autonomía fue una y otra vez vulnerada. La autonomía municipal sucumbió frente al saqueo”, abundó.

Hacerlo en una situación financiera que hace imposible responder plenamente a las demandas sociales es aún más difícil.

Sostuvo que los veracruzanos saben de dónde se viene la situación que se heredó “y valoran los esfuerzos que todos los veracruzanos de bien llevamos a cabo para resolver esta crisis”.

“El cambio avanza, la alternancia abrió el camino, invito a todos los sectores de la sociedad a transitar por ese nuevo camino y a pensar en un Veracruz distinto, limpio, potente, promisorio, justo, sobre todo justo, un Veracruz que estoy seguro podremos construir juntos las veracruzanas y veracruzanos de buena fe, que somos la gran mayoría”, concluyó.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO