Agencias

Argumentando que los dictámenes no cumplen los supuestos previstos en la Ley Orgánica del Congreso General, el presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín, rechazó la solicitud de someter a votación del pleno los desafueros de los legisladores priistas Tarek Abdalá y Alberto Silva

Así, devolvió ambos expedientes a la Sección Instructora encargada de dar trámite a los juicios de procedencia contra los colaboradores de Javier Duarte.

En un oficio remitido a su correligionario Ricardo Ramírez Nieto, presidente del órgano jurisdiccional de la Cámara de Diputados, Ramírez Marín argumentó que los dictámenes “sólo pasarán al pleno si son votados por la mayoría de los integrantes”.

El 12 de octubre, la Sección Instructora votó los dictámenes sobre los juicios de procedencia contra Abdala y Silva, pero en ambos casos registró tres empates consecutivos, con dos votos a favor y dos votos en contra, por lo que los dictámenes se turnaron a la Mesa Directiva para determinar su eventual votación.

Los diputados Juan Pablo Piña, del PAN, y Omar Ortega, del PRD, afirmaron que la interpretación jurídica de Ramírez Marín es incorrecta y exigieron rectificar el trámite y someter a votación el desafuero de los ex funcionarios de la administración de Duarte en Veracruz.

De acuerdo con ambos legisladores, los dictámenes fueron votados por los cuatro integrantes de la Sección Instructora por lo que cumplen los requisitos a los que se refiere Ramírez Marín, independientemente del empate.