Desde hace años anticipamos la quiebra del Instituto de Pensiones del Estado. Las manifestaciones que se llevaron a cabo durante los últimos años del sexenio de Javier Duarte sólo eran patadas de ahogado. ¿Qué llevó al traste al IPE? Fueron muchos factores empezando por las administraciones corruptas que se dieron a la tarea de desfalcarlo. Ahora se sabe que la administración de Javier Duarte dejó una gran burocracia insertada en el presupuesto; esa burocracia se suma a la que dejó Miguel Alemán y Fidel Herrera.

Luego vinieron las altas pensiones de trabajadores que quizá piensen que merecen esos cien mil pesos mensuales o noventa mil pesos mensuales u ochenta mil pesos mensuales o 70 o 60 o 50. Pero la verdad este país no está como para pagar esas pensiones onerosas a trabajadores que por mucho que digan que las merecen, no las merecen.

El otro punto de la quiebra del IPE fue el saqueo. De acuerdo con datos del “eficiente” ORFIS, tan sólo en 2015 y 2016, Javier Duarte tomó dos mil 700 millones de pesos de la Reserva Técnica de este instituto. ¿Cómo van a solucionar la quiebra del IPE? Nada de lo robado se puede recuperar, a los nuevos funcionarios del IPE, esos que presumieron que todo lo sabían de finanzas, sólo les queda reordenar esas pensiones onerosas. De otro modo el IPE siempre será un fuerte dolor de cabeza para cualquier administración.

Dice Héctor Yunes que el PRI se equivoca, que ya no se va a equivocar y que él tiene la cara limpia

Héctor Yunes, como la “Chimoltrufia”, como dice una cosa dice otra. Y es que después del gesto de levantarle la mano a Pepe Yunes, que muchos interpretaron como el reconocimiento de que el próximo candidato a la gubernatura de Veracruz por parte de su partido el PRI sería el de Perote, ahora sale a decir que él no reconoce nada, que entre otras cosas reconoce que el PRI se ha equivocado al elegir a personajes a cargos de elección popular que “se han equivocado, han incumplido y lo peor, han sido voraces en detrimento de las arcas públicas.

Bastan dos botones de muestra: Miguel Ángel Yunes, hoy panista y Gobernador de Veracruz, y el otro Javier Duarte, hoy preso federal y recientemente expulsado del PRI”. Y ya para terminar sus comunicados “peroratas” invita a los priistas que tienen la cara limpia a que se sumen, y exhorta a aquellos que tienen la cara sucia a que sigan buscando negociar impunidad con el presente gobierno. ¡Huy qué perro tan bravo! “A poco Héctor se siente con la cara muy limpia”. Habría que preguntarle por los millones que, dicen sus propios militantes, se quedó de lo que le dieron para la campaña.

Spinoso pone a sus prestanombres a administrar lo mucho que no va a devolver

Port cierto, uno de esos que alude Héctor Yunes está negociando impunidad con el gobierno actual puede ser Edgar Spinoso, que no hace nada de ruido en el Congreso. Dicen los que habitan su distrito que ya hasta se les está olvidando cómo era el diputado Spinoso, porque desde la campaña no se le ha visto por allá. Spinoso ya ha entregado varios bienes, aviones helicópteros, terrenos edificios. Uno pensaría que eso es suficiente, pero no, eso nomás era el cambio que el señor traía en la bolsa derecha. Pero como decía Chabelo, falta ver qué tiene en su bolsa izquierda y qué tiene en su cartera, en sus cuentas en el extranjero y sobre todo qué le administran sus prestanombres.

Se sabe que el centro comercial que se está construyendo en Arco Sur, casi frente a Walmart, es administrado por su hermana Astrid Spinoso Carrera, quien aparece ante notario como la compradora del predio donde se construye el centro comercial. Ella le compró a los Fernández del Campo Rabatte, quienes a su vez se hicieron en los tiempos de Duarte, de muchos terrenos en Arco Sur; ¡vaya usted a saber de qué manera! El caso es que la morrala que ha devuelto Spinoso le da licencia para poner a sus prestanombres a administra lo mucho que no va a devolver.

Armando Ortiz                                                           aortiz52@nullhotmail.com