Ahora resulta que el ex Fiscal para delitos electorales, Santiago Nieto, no declaró sobre presiones de Emilio Lozoya, como originalmente publicó el Diario Reforma en su edición de 18 del mes en curso, pero en base a lo publicado el Procurador General tomó la decisión de destituir a Nieto, desencadenando un tropel de adhesiones en contra de una supuesta actitud del gobierno para encubrir irregularidades. Obviamente, la oposición aprovecha el viaje para entorpecer la aprobación del paquete económico 2018, y de paso López Obrador y Anaya sacaron raja atacando al PRI-Gobierno. Dos caminos están al frente: o se restituye a Santiago Nieto en la Fepade, o se ratifica su destitución, pronto sabremos cuál será el veredicto final.