Línea Caliente

Por Edgar Hernández*

¡Tarek y Silva bajo la protección del Congreso de la Unión!

De tumbo en tumbo, de falla en falla, de fracaso en fracaso –eso sí tapando sus errores con plastas de maquillaje- el gobierno de Veracruz oculta su ineficiencia en la procuración de justicia.

Y en la seguridad y en el empleo y en el combate a la corrupción… y en tantas cosas más.

Lo que empezó como la esperanza del cambio, el ahora sí, el llevar a Javier Duarte a la cárcel –que finalmente se cumplió, pero de parte de la PGR- y comprometerse a poner ante un juez a los peces gordos que saquearon a Veracruz, solo resultó una algarada mediática, un simple parto de los montes.

Tanto escándalo.

Tanto empujar al voto del enojo para ungir al llanero solitario para que desde la gubernatura nos trajera bienestar, paz social, justeza y justicia anta tanta corrupción e inseguridad pública para que al final todo resultara un montaje, una pantomima, una farsa.

¿Es que se pactó?.. Todo apunta a que sí. ¿No pudo el novel fiscal Jorge Winckler dada su pericia, pero para el Facebook?.. Seguro.  ¿Y que si quedaron en total ridículo?.. Totalmente.

A casi once meses del gobierno estatal y a menos de 13 meses de un ansiado final, el saldo es un ex gobernador, Flavino Ríos –ese que decía que estaba enfermo del corazón- libre, paseándose por Xalapa, comprando en Costco y llevando a la nieta a jugar en la fuente del Parque Juárez, esa que está casi enfrente de la oficina del gobernador.

Muy espectacular la aprehensión de general chafa Arturo Bermúdez, un genocida quien al primer descuido podría quedar libre por las inconsistencias jurídicas de la parte acusadora y presuntos acuerdos en lo oscurito.

En cambio Leonel Bustos, otro gallo de medio pelo, responsable del Seguro Popular, que fue detenido solo un ratito al inicio del régimen con todo el escándalo mediático y cajas chinas de por medio, pues resulta que trae un mega amparo que lo hace privarse de la risa cada vez que lo lee. El pasado fin de semana fue visto en Cuba… ¿Negro, qué es lo tuyo?

A Mauricio Audirac, otro de los detenidos quesque por un desvío de 2 mil 300 millones de pesos que tomó del Seguro Popular desde la Secretaría de Finanzas, no le han podido sacar ni una flatulencia y lo de Gina que es solo la suma de torpezas tras torpezas.

Al excontralor Ricardo García Guzmán lo acusan y premian; a Mota lo ponen y sacan de la foto al lado del gober y le dicen que se robó cientos de millones –creo que miles-; a Vicente Benítez le dan chance solo porque lleva votos que le hace ganar al PAN, diez municipios.

Y qué decir de Gabriel Deantes… pues ese pájaro de cuenta sigue como ese viejo Whiskey, tan campante. Como desde antes, operando electoralmente, pero ahora en favor de los azules; por eso nunca ira a la cárcel.

Y según se ha publicado, sin desmentido de por medio, a Harry Grappa, ex de Turismo, se libró de la prisión gracias a que supuestamente aflojó 400 millones de pesos ¿Será? Será que cuando el río suena…

Seguimos:

Edgar Spinoso vive como rey en Hoston. Vuela martes y jueves en su avión privado con asientos de gamuza blanca a la ciudad de México para no fallar a las sesiones del Congreso, donde nunca ha subido a tribuna a defender o atacar nada, pero el fuero bien vale una misa.

Y total, que tanto es tantito, Edgar Spinoso es de los que pone una zanahoria adelante del burro ofreciendo que un avioncito, que un ranchito, que un billetito para que no lo moleste nadie,  asunto zanjado.

A Tarek Abadalá  un día deciden desaforarlo para presentarlo a la jueza a modo que tienen en Pacho Viejo, pero up´s olvidó Winckler –ese de la paella, los calcetines y tantos vergonzosos episodios más- que desde enero de este año el legendario diputado federal estaba amparado.

No se acordaron.

Lo peor es que el olvido se repitió ya que en una segunda oportunidad el mismísimo Fiscal llevó al Congreso de la Unión un expediente completísimo que hundía a Tarek por desvíos nada más y nada menos que por 23 mil millones de pesos ¡23 mil millones de morlacos¡¡¡

Pero… ¿qué creen?

Pues nada, que la Comisión Instructora de San Lázaro le dice al Fiscal, Jorge Winckler, que no procede el desafuero ya que el expediente acusatorio está incompleto. Error.

Y no solo eso.

Alberto Silva, tan madreado en los medios; tan odiado por el miguelismo por los tuiterazos en la era Duarte. Tan anunciada su aprehensión. El ya merito irá al bote “solo es cuestión de días… de horas” pues resulta que el Congreso de la Unión niega el juicio de procedencia y al menos hasta septiembre del año próximo el también llamado “Cisne” y otras linduras más, no podrá ser tocado con el pétalo de una rosa por los yunistas azules.

Eso de que se robó cuatro mil millones de pesos de 12 dependencias, que es como el diablo sin calzones, que es gay, que tuvo un romance con Javier, que es requetemalo, la verdad, la verdad es que se la pasa a toda madre.

Cada fin de semana viene Veracruz. Visita a sus suegros en Banderilla. Pasea con sus hijos en Boca del Río, juega golf e incluso se da el lujo de presentarse a la Fiscalía General a preguntar de que lo acusan y no de dan razón… pues ese malvado seguirá con su Vie en Rose, este fin de semana contrae matrimonio con Cindy Virues.

Buen regalo de bodas ¿no?

¿Seguimos?

Un par de perlas más.

Hace unos días se anuncia con bombo y platillo la subasta de bienes –que más bien son males- de Javier Duarte. El rancho El Faunito, en Fortín será rematado en varios cientos de millones. Ese seguro sale fácil. Imagínese usted viviendo con su familia en el rancho que fue del hombre más corrupto del mundo, ya que.

Imagínese también la subasta del cuaderno de “Si, merezco abundancia”. Seguro Christine lo vendería en varios millones de dólares y tal vez hasta saldrían las obras de arte que, según fue publicado, son clones piratas.

¡Válgame la virgen!

Y la otra. El señor gobernador adelanta la recuperación –donación, bolo, limosna o pago a cambio de algo porque nada es gratis en esta vida- de dineros por un monto de 720 millones de pesos entregados por secuaces de Duarte.

¿Qué no eran mil 250 millones?

El diario La Jornada publica que “Esa cantidad –los mil 250 millones- fue ingresada a través del depósito de un cheque bancario entregado por la PGR al gobierno de Veracruz, pero el mismo día en que fueron depositados, horas después fueron retirados de la cuenca bancaria Citibanamex 7011307151 sin que hasta el momento se haya informado el destino final de ese dinero, ni en qué fue aplicado”.

“La Jornada miente”, declaró la tarde de este Día de la Raza, Yunes Linares.

¡Hijole! Urge ir a Catemaco.

Tiempo al tiempo.

*Premio Nacional de Periodismo