Por ahora vuelve la calma al interior de Morena, después de la plática entre López Obrador y Ricardo Monreal se anuncia la permanencia del zacatecano en ese partido. Esta vez López Obrador tuvo que rectificar y bajarse de la nube para como simple mortal reconocer la pifia original de dejar ir a Monreal, un asunto al que originalmente no se le dio importancia. Pero ante la posibilidad de una candidatura de Monreal enfrente AMLO rectificó y tal parece corrigen el rumbo, porque una participación electoral de Monreal por otras siglas hubiera complicado el escenario, poniendo en duda el triunfo en la CDMX y a la vez restaría muchos votos a la causa presidencial de Andrés Manuel.  Por lo pronto, en esta vencida Monreal sacó raja con la posible dirigencia de MORENA.