O   P   I   N   I   O   N
Por Mario Javier Sánchez de la Torre.
  •  

    Partiendo de la base que el actual salario mínimo general es anticonstitucional, al no cumplir con lo que manda, el artículo 123 de nuestra Carta Magna, pues es de solamente 2 mil 434. 55 pesos mensuales, monto que mantiene en la pobreza a gran parte de los trabajadores de nuestro país, pues con esta cantidad no se pueden adquirir las mercancías que integran la canasta mínima de bienestar.

    Debido a lo citado tiene gran importancia la propuesta que desde el mes pasado hizo la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), en la reunión del Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (CONASAMI), de elevar el salario mínimo general de 80 pesos 04 centavos    -salario mínimo general actual-    a 95 pesos 24 centavos, lo que representa un incremento de 15 pesos 20 centavos.

    Ya que con este aumento el salario mínimo general sería de 2 mil 896 pesos 98 centavos, lo que permitirá que con esta cantidad se puedan adquirir los productos que forman la llamada Línea de Bienestar, diseñada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), que considera se “vivir mejor”.

    La propuesta del sector empresarial por donde se le analice es positiva, principalmente si se considera que ésta, aunque solamente beneficiara a 488 mil trabajadores, que son los que dentro del sector formal ganan un salario mínimo mensual, no provocará inflación, no lesionará la creación de empleos y no producirá el aumento del sector informal. Situación que se dio en enero del 2017, cuando se llegó al actual salario mínimo general (SMG).

    Otra de las interesantes propuestas que hizo la COPARMEX a través de su presidente Gustavo Hoyos y puede que sea la más importante, es que a este aumento se le denomine: “Monto Independiente de Recuperación” y que solamente se aplicará a quienes ganen el Salario Mínimo General. Pero qué además, debe ser extra, o sea, independiente del Salario Mínimo General que se otorgue para el próximo año 2018. Lo que de llegar a darse, podría llevar a esta prestación económica a un monto superior a los 100 pesos, con lo que se beneficiarían a aproximadamente siete millones y medio de trabajadores mexicanos, de los cuales, aproximadamente medio millón están en el sector formal y los otros siete en la informalidad.

    Al respecto de aumentar los salarios en nuestro país, ya el mes pasado el titular de la Secretaría del Trabajo del gobierno de la Federación, manifestó que la economía nacional si puede soportar éstos, sólo que se debe encontrar la cantidad adecuada. A lo que también el gobernador del Banco de México (BANXICO), Agustín Cartens, también indicó que se pueden hacer estos aumentos, pero en forma prudente y cuidar que no se lesione la inflación que en el presente año está en el 6 por ciento aproximadamente, pero también informó que se espera baje al 3 por ciento para el próximo año.

    Todo lo anterior sin tomar en cuenta la sugerencia que durante la tercera o cuarta ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLC), uno de los representantes de Canadá, dijo que México pagaba muy mal a sus trabajadores y que debería ser el salario de éstos en nuestro país, de la cantidad de 8 dólares la hora, unos 160 pesos, que al final de la jornada diario sería de unos 1200 pesos diarios. Excelente, o usted que OPINA estimado lector. Hasta el miércoles. noti-sigloxxi@nullhotmail.com (Fech. Púb. Lun. 13-noviembre-17)