O   P   I   N   I   O   N

Por Mario Javier Sánchez de la Torre

El pasado uno de noviembre del mes en curso, iniciaron en esta entidad en forma simultánea los procesos electorales 2017-2018 del ámbito estatal y federal, a través de los cuales se renovarán la Presidencia de la República, el Congreso de la Unión, el titular del gobierno del Estado y los integrantes del Congreso de Veracruz.
Como corresponde al calendario electoral para estas elecciones, aún no es el momento de que cada partido político y coalición participante haya designado a sus candidatos para los cargos de elección popular que están en juego, pero esto no impide que en el ambiente electoral, que por cierto está muy caldeado en estas tierras, se manejen algunos nombres.
Hasta el momento las fuerzas políticas que se ven más poderosas por los resultados que han venido obteniendo en las pasadas elecciones, tanto federales como estatales, se puede considerar que son aquí: el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA y el Partido del Trabajo (PT)), el Frente Amplio Democrático (FAD) que está integrado por los partidos Acción Nacional (PÁN) y el de la Revolución Democrática (PRD),    -de continuar en coalición-     o el Frente Ciudadano por México (FCM)    -hasta el momento auto calificado cono no electoral-    que lo forman el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano (MC). El Revolucionario Institucional (PRI) y su sanguijuela el Verde Ecologista de México (PVEM) y los partidos morralla, que siempre terminan solicitando la mamila de los mejor posicionados, pues como es del conocimiento del electorado lo único que les interesa a estas organizaciones políticas es, conservar el registro para continuar viviendo del presupuesto nacional a través de las prerrogativas que la legislación electoral otorga.
Así tenemos que por el momento se especula con los siguientes nombres para la gubernatura del Estado: por parte de MORENA y el PT, el exitoso empresario Ricardo Ahued Bardahuill; por el Frente Amplio Democrático    -si logran ponerse de acuerdo-    Miguel Ángel Yunes Márquez (actual alcalde de Boca del Río e hijo del gobernador). Por el PRI, aunque el senador Héctor Yunes Landa no lo quiere entender, seguramente será el también senador José Yunes Zorrilla.
Y dejamos para comentar en forma aparte por la importancia que tiene, quien sería el abanderado de la posible coalición PAN, PRD y MC    -de darse ésta-     seguramente el ex gobernador de Veracruz, Dante Alfonso Delgado Rennauro, pues desde el punto de vista legal no hay nada que se lo impida y desde el político tampoco.
Manejamos esta especulación debido a la importancia que en el ámbito político nacional tomó tanto el PAN, el PRD y el MC, así como Dante Alfonso, al formar el Frente Ciudadano por México. Pues el FAD, no solamente se vio rebasado por el FCM, sino que la trilogía tomo de inmediato una importante fuerza política, que se está viendo en el ambiente político mexicano.
Pero lo importante es que de llegar a darse esta candidatura para la gubernatura de Veracruz    -Dante Alfonso Delgado Rannauro por el FCM-     realmente influiría y cambiaría el panorama político en esta entidad. Pues esto indicaría que el actual alcalde de Boca del Río, como se ha venido manejando pasaría a ser aspirante al Senado de la República. Por el momento estas son puras especulaciones, que no dejan de tener su porcentaje de verdad, pero que aun solamente eso son, especulaciones. Usted que OPINA estimado lector. noti-sigloxxi@nullhotmail.com (Fech. Púb. Vier. 3-noviembre-17)