Veracruz- 2017-11-1313:34:04- HeladioCastro

En entrevista fue enfático en que la decisión corresponde únicamente a la soberanía de los ayuntamientos, no a los diputados locales.

“Solamente de los cabildos. El Congreso no tiene ninguna participación en ningún proceso, ni de revocación ni de requisa mucho menos.

“Es algo que está en la agenda ya desde ahora, desde antes de entrar en el tema. El agua no puede esperar, hay que recordar que son cuestiones de utilidad pública; también que no podemos dejar a un lado”, remarcó.

Declinó especular sobre lo que pasaría si se retirara la concesión pues eso sería ‘futurear’ y lo que se necesita es trabajar para que jurídica y operativamente el sistema siga funcionando.

Descartó que el Grupo MAS pudiera imponer una penalización económica en caso de dar marcha atrás al contrato de concesión, pues precisó que eso tendría que ver con las razones o fundamentos bajo los cuales se hiciera en su momento.

Recalcó que una cosa son los términos bajo los cuales se dio la concesión y otra cosa es si se ha incurrido en incumplimiento por parte del Grupo MAS.

Lo que sí consideró indiscutible es la percepción negativa de los usuarios del agua potable hacia el concesionario operador.

“Hoy si nosotros preguntamos sobre el Grupo MAS, la calificación es completamente reprobatoria: de 10 personas, 9 no aprueban. Creo que ésa es una cuestión a considerar también porque ellos no han cumplido en dar el servicio de manera eficiente, que no han cumplido también con dar la obra pública a la cual se han comprometido”, subrayó Yunes Márquez.

Dijo no tener elementos para afirmar si los ayuntamientos han incumplido en el pago de compromisos, en alusión al comunicado que el fin de semana hizo circular el Grupo MAS, pues admitió no tener documentos para asegurarlo.

Reiteró que no es muy sencillo revocarle la concesión al Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento porque se debe tener claridad en las causales que se invocaria, como parte de un proceso jurídico.

Recordó que él y su equipo han estado trabajando desde hace meses, analizando todas las posibilidades técnicas y jurídicas para ver qué se hace conforme a la ley.

“No podemos simplemente retirar una concesión a contentillo de nadie y eso es la garantía que nosotros estamos dando a la gente, que estamos analizando bien qué hacer. Pero insisto, lo más importante es la opinión de los ciudadanos y ver cuál es el servicio”, expresó Yunes Márquez.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO