Astrolabio Político
Por Luis Ramírez Baqueiro

“Las cosas no cambian; cambiamos nosotros.” – Henry David Thoureau.

Vaya que una foto expresa más que mil palabras, dice el resabio popular, y quizá también confirma que en eso de los enjuagues y amarres políticos unos salieron más trompudos.

Eso mismo le pasó al PRI del puerto de Veracruz, cuando su dirigente estatal el señor Remato Alarcón tuvo a bien convocar a una reunión de trabajo con actores políticos de la localidad, con la que el pseudo líder partidista agradeció la participación y la concurrencia para –dice él- . “construir entre todos la cohesión y unidad del partido”.

Vaya que algunos salieron más tozudos, abusando de la buena fe del reyezuelo priista, le tendieron la cama, para con eso terminar de confirmar, que ni conoce su partido, mucho menos sabe y observa a los liderazgos del mismo.

Al encabezar dicho encuentro el líder del tricolor dejó ver su capacidad para segmentar y dividir al partido, sentándose a la mesa con los responsables de que ese partido esté ubicado en el último lugar de las preferencias electorales en los recientes procesos comiciales, muy por debajo de Morena, que llegó a pintarle un alto al otrora poderoso partido.

En la foto se confirma que el que aun tripula y mangonea al instituto político es el senador Héctor Yunes pues al enviar a su personera Silvia Domínguez confirma que en materia de pesos y centavos el continúa moviendo el abanico.

La presentación en sociedad de la nueva secretaria general del PRI, Lilian Zepahua deja demostrado que los caprichos y obcecaciones de Fidel Herrera Beltrán, que no de Jorge Carvallo quien habría sido el responsable de “rebusnar”, perdón de alzar la voz para imponer a la heredera del Clan Zepahua, es una de las más recientes jugadas del cuenqueño por mantener el control de la costra que queda de partido.

La presencia en esa fotografía de ex presidentes municipales como el nefasto Efrén López Meza –quien huyera por temor a ser detenido tras la conclusión de su mandato- o de Carolina Gudiño Corro es la confirmación de que el partido se quedó sin liderazgos.

Efrén López Meza responsable de la desaparición de la Junta de Mejoras y señalado de ser el orquestador de la adjudicación de manera ilegal terrenos propiedad del gobierno federal y los repartieron entre instituciones públicas, empresas privadas y cadenas comerciales, con el avál de la también administración de Jon Rementería del Puerto.

Misma que en su momento documentará el Diario El Universal, al señalar que con el aval de notarios públicos y con firmas ilegales de supuestos representantes del gobierno federal, las administraciones municipales los alcaldes Efrén López Meza (1988-1991) y Jon Rementeía Sempé (2008-2010) se apropiaron ilegalmente de 18 hectáreas federales en la colonia Pocitos y Rivera del puerto de Veracruz –por cierto bastiones priistas en la ciudad-.

Durante esas dos gestiones priistas se repartieron las hectáreas, dos de ellas a la tienda comercial “Soriana” que ahora enfrenta una investigación por la presentación de escrituras ilegales y el usufructo de locales comerciales a otras empresas como a Coppel.

Cuando autoridades federales, entre ellas el Fideicomiso Fondo Nacional Ejidal (Fifonafe), indagaron sobre terrenos propiedad federal, detectaron dos escritos avalados por los Notarios Públicos 29, Alejandro Hernández Gallardo y el Notario 55, José Guillermo Herrera Mendoza, mediante los cuales escrituraron de manera ilegal al Municipio de Veracruz.

El terreno de 18 hectáreas, con un valor actual aproximado de 270 millones de pesos, formó parte de un Decreto de expropiación emitido en diciembre de 1975 y publicado en el Diario Oficial de la Federación el 2 de enero de 1976 por el entonces presidente Luis Echeverría Álvarez.

Las hectáreas formaban parte de los bienes inmuebles de la Junta Federal de Mejoras, la cual fue extinguida por el gobierno federal en los años noventa, pero jamás se llevó a cabo la liquidación legal de todas sus propiedades.

El entonces alcalde priista, Efrén López Meza decidió extinguir de manera ilegal dicha Junta de Mejoras en Veracruz y para ello recibió el aval del Notario Público 29, Alejandro Hernández Gallardo, quien escrituró diez hectáreas sin la firma de representantes de la Secretaría de Hacienda del Gobierno federal.

La operación quedó registrada en el número de inscripción 3855, del volumen 97, de la sección I el 19 de mayo de 1993.

De las 10 hectáreas, 7.8 fueron donadas a la Liga de Beisbol de Veracruz y donde actualmente se encuentra en esos terrenos el Complejo de los Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrados en Veracruz en 2014.

De la lamentable fotografía que pasará a la posteridad por confirmar que entre vivales y tramposos, se recordará los rostros de los ahí participes quienes como era de esperarse dejaron fuera al más reciente candidato a la alcaldía de Veracruz, Fidel Kuri Grajales, a quien ni si quiera lo convidaron a participar, en esa actitud arrogante de asumirse amos y señores del esqueleto partidista.

Lo cierto es que el dueño del Club Tiburones Rojos por si solos y sin el apoyo de los ahí presentes logró meter en la urnas poco más de 30 mil votos, confirmando que el al menos si es un activo valioso para el PRI.

Al mismo tiempo se logró percibir que el líder Estatal, Remato Alarcón, es hombre de filias y fobias, y como el ex candidato a alcalde esbozo interés por dirigir a ese instituto político a nivel estatal, fue suficiente para dejarlo fuera de la convocatoria, confirmando que en eso de la política a el lo mueven las entrañas y las vísceras.

José Gabriel Pérez “El Chopo” –ligado a Fidel Herrera-; Gustavo Gudiño –hermano de la ex alcaldesa y gente de Herrera Beltrán-; Fernando Arteaga “El Huevo”, ex dirigente municipal de ese partido; Fabiola Balmori –otra reinis ligada a Herrera Beltrán- Carlos Troncoso –ligado a los mafiosos del puerto-; Mario Tejeda, Zeferino Tejeda, ex particular del ex gobernador Flavino Ríos Alvarado; Emilio Morales –dirigente Cetemista- Ramón Poo –alcalde en funciones y responsable de la derrota de ese instituto en el puerto, hoy más ligado al Yunismo que al priismo-; Ángela Perea –hija del ex obusmand veracruzano y ex diputada y regidora porteña- por ahí el ex subsecretario de Gobierno, Marlon Ramírez Marín, y el ex regidor y dirigente del partido en el puerto Daniel Galindo Moreno, Guillermo Larios Barrios, líder de los taxistas; entre otros.

Vaya que con esto, el señor Remato Alarcón se echó encima a todos los verdaderos cuadros priistas, a esos que si hacen la talacha, y que no andan posando en la foto que termino de hundir al PRI.

 Sextante.

Lamentable la crisis en materia de seguridad que enfrenta Veracruz, el secuestro a plena luz del día de una señora en inmediaciones de la Central Camionera de Veracruz, es la confirmación de que el crimen va ganando el round contra la delincuencia.

Algo raro y extraño se mueve detrás de todo este escenario, pues pareciera que las acciones que emprende el gobernador Miguel Ángel Yunes tienden a ser empantanadas con insanas pretensiones.

De pronto habrá que preguntarse ¿qué hace la Gendarmería Nacional?, que a últimas  fechas se les ve menos en la entidad, cuando más falta hacen, será ¿Qué por ahí estará la respuesta a todo este extraño escenario?

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx