Ha sido alto el umbral impuesto por la normatividad electoral a quienes desean participar como candidatos por la vía independiente a un cargo de elección popular, sin embargo ya por efectos de una genuina aversión a los partidos políticos, ya porque la ciudadanía está cansada de la clase política, ésta figura va ganando adeptos en cada elección; la elección presidencial de 2018 será la primera en tener candidatos independientes para la presidencia de México, y ya levantan expectativas: Margarita Zavala, por ejemplo, en sondeos de Ulises Beltrán alcanza un 8% de respaldo; según Consulta Mitofsky, registra entre 6.4 y 8.9%, y de las Heras le da 11 por ciento. Le sigue Jaime Rodríguez, El Bronco, con 3% en Beltrán y 5%, de las Heras. Se dice que Margarita absorberá votos de Andrés Manuel y del PAN y que El Bronco también atraerá muchos votos del enojo ciudadano contra el PRI. Van a la caza de la presidencia, pero antes deben conseguir las firmas, para que haya caldo debe haber presa.