Xalapa- 2017-11-0714:48:28-El gobierno del Estado busca duplicar las sanciones y penas a quienes incurran en el “halconeo”, poniendo agravantes en caso de que los infractores sean integrantes del transporte público o de los diferentes cuerpos policiacos de la entidad.

El titular del Ejecutivo, Miguel Ángel Yunes Linares, presentó una iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones al Código Penal, en cuanto a estas nuevas conductas delictivas.

“De esta manera, el supuesto que se propone implementar a la ley sustantiva penal circunscribe sancionar a quien ejerza el halconeo utilizando cualquier vehículo automotor de transporte público de pasajeros, incluyendo aquellos que posean características exteriores que los asemejen”, establece la propuesta.

Según el documento la sanción penal podría ser más grave si el “halcón” es una persona que pertenezca a cuerpos policiacos y más aún que en ejercicio de sus funciones porte o utilice teléfonos móviles, aparatos de radiofrecuencias, radiotransmisiones o cualquier aparato de comunicación para filtrar información relativa a las actividades de los cuerpos de seguridad pública y de las fuerzas armadas.

La agravante también incluye a todo aquel funcionario o servidor público, o bien, que para tal fin, dicho servidor utilice a menores de edad, personas con alguna discapacidad o a adultos mayores; por lo que en estos casos la pena se incrementará hasta en una mitad.

El gobernador argumenta que se busca proteger la procuración y administración de justicia de los cuerpos de seguridad pública y fuerzas armadas mexicanas, que se pone en peligro mediante la conducta desplegada por el sujeto o sujetos activos de este delito.

Para ello se propone elevar la pena que establecía el artículo 371, para quedar de siete a quince años de prisión, así como una multa de 400 a 800 Unidades de Medida y Actualización.

Así, la iniciativa busca sancionar a quien fabrique, instale o comercialice sistemas de blindaje sin autorización de la SSP; la sanción se incrementará una cuarta parte para quien utilice algún vehículo del servicio de transporte público y hasta el doble si el halcón es elemento de algún cuerpo de seguridad; la misma sanción será para un servidor público.

“La estructura y función de los denominados “halcones” contribuye a la ejecución de diversos delitos que ponen en riesgo a la integridad física de la sociedad veracruzana y, especialmente, de los integrantes de los cuerpos de seguridad pública de cualquier ámbito de gobierno.
“Al no encontrarse tipificada en la legislación penal genera impunidad hacia los grupos delictivos a los que pertenecen”, expuso Yunes Linares.

El documento expone que otras entidades federativas como Nuevo León, Puebla y Tamaulipas ya implementaron dicho tipo penal, lo que representa un precedente para el estado.

En síntesis, el decreto busca que se reforme la denominación del Capítulo I del Título XXII que actualmente se establece como “Espionaje contra las Instituciones de Seguridad Pública”, para quedar como “Delitos de Espionaje contra la Procuración y Administración de Justicia, así como el artículo 371.

De igual forma, propone la adición de los artículos 371 bis, 371 ter, 371 quáter, 371 quinquies, al Código Número 586 Penal para sancionar a todo aquel que utilizando instrumentos punzocortantes, punzo contundentes o cualquier otro material que por su fuerza o resistencia dañe o impida el paso de vehículos de seguridad en todos los niveles.

Además a quien posea, en su persona o domicilio, equipos de comunicación de cualquier tipo, así como artefactos que permitan la intervención de comunicaciones oficiales o privadas; también para quien tenga en su poder uniformes y vehículos oficiales clonados.

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO