Fue descomunal la rapiña aplicada al recurso público veracruzano por la horda en el gobierno, un gabinete de cuyos integrantes poco de bueno es posible opinar, aunque hubo notables excepciones al grado de ser considerados como “garbanzos de a libra”. Habrá denuncias penales ante la Fiscalía General del Estado por un total de 5 mil 518 millones 298 mil 451.93 pesos, pero en la Cuenta Pública 2016 se encontró daño patrimonial por 12 mil millones de pesos: Turismo, Seguridad Pública, Salud, SEDARPA, Instituto del Deporte, Comunicación Social, SEDESOL, en estos dos últimos repite número un diputado a quien el fuero protege y eventualmente inmuniza. Fue una auténtica feria del Toma Todo, mientras en el llano Todos Ponen.