La CONASAMI, Comisión Nacional de Salarios Mínimos, decidió ayer incrementar el salario mínimo a 88.36 varos por día. Este hecho, más allá de que Peña Nieto presuma que en su administración este haya crecido en 20%; es a todas luces insuficiente.
Este “importante”aumento de 8.34 pesos diarios en los salarios mínimos no deja de ser una burla para los mexicanos si vemos que ni siquiera alcanza para adquirir el costo de la canasta básica que se calcula ronda los 95.14 pesos; es decir, el mínimo se queda abajo 7 pesos para cubrir las necesidades reales de un mexicano.
Peor aún, es una afrenta si lo comparamos con lo que ganan los altos funcionarios públicos y “representantes populares” como diputados, alcaldes, senadores, gobernadores y el mismo presidente, que promediando muy conservadoramente rondan los 120 mil pesos mensuales.
Esto es, que cada uno de estos individuos gana 3,945 pesos diarios, 44 veces el nuevo salario de los trabajadores mexicanos. Y todavía algunos imbeciles
celebran este aumento. De verdad que solo en México pasan estas cosas!!!