Viernes contemporáneo
Por Armando Ortiz

Algo que debe quedar claro en el caso de Sergio Pitol es lo siguiente. El maestro acudió a un Ministerio Público acompañado de ese grupo que gozó de “toda la confianza del maestro” con un documento firmado por el doctor José Luis Martínez Cabañas, un documento que a la postre resultó alterado, lo que representa un delito. Ese documento en parte dice: “El paciente presenta Afasia motora, pero está consciente, y tiene buen juicio, por lo que sabe decidir sobre él, y sobre asuntos legales que se le involucren”. Pues bien, existe una declaración firmada ante notario público en donde José Luis Martínez Cabañas reconoce la parte sustancial de su dictamen médico, pero advierte que a su dictamen médico se le agregaron los siguientes enunciados: “El paciente presenta Afasia motora, pero está consciente, y tiene buen juicio, por lo que sabe decidir sobre él, y sobre asuntos legales que se le involucren”. Se anota en el punto III de dicho documento notarial que “el compareciente manifiesta que el documento en comento está alterado”, declarando que está dispuesto a comparecer ante la autoridad judicial para ratificar lo dicho. Eso no lo saben los intelectuales que supuestamente firmaron un desplegado en varios periódicos impresos pidiendo que se respete al maestro y se respete a esos que gozaron de “toda la confianza del maestro”. Señores intelectuales desinformados, ni siquiera se han dado a la tarea de informarse bien. No sean brutos. Ese grupo que ustedes defienden obligó a Sergio Pitol a delinquir, pues con ese documento alterado se presentó a denunciar a su primo hermano por intento de asesinato. ¿Les parece que ese grupo que gozó de “toda la confianza del maestro” respetó la integridad moral de Sergio Pitol? No sean brutos y se pongan a firmar algo sin siquiera informarse.

Sergio Pitol podría ir a prisión gracias a sus amigos íntimos

Esto es para esos que firmaron un desplegado a favor del grupo que gozó de “toda la confianza del maestro” Sergio Pitol. Ese grupo obligó a Pitol a acudir al MP para denunciar a su hermano por intento de asesinato con un documento alterado. De acuerdo con el Código Penal Federal en el Capítulo IV sobre Falsificación de documentos, el artículo 243 dice lo siguiente: “El delito de falsificación se castigará, tratándose de documentos públicos, con prisión de cuatro a ocho años y de doscientos a trescientos sesenta días multa. En el caso de documentos privados, con prisión de seis meses a cinco años y de ciento ochenta a trescientos sesenta días multa”. En un apartado del artículo 243 se explica el delito que obligaron a Pitol a cometer: “El delito de falsificación de documentos se comete por alguno de los medios siguiente; alterando el contexto de un documento verdadero, después de concluido y firmado, si esto cambiare su sentido sobre alguna circunstancia o punto substancial, ya se haga añadiendo, enmendando o borrando, en todo o en parte, una o más palabras o cláusulas, o ya variando la puntuación”. Eso fue lo que ocurrió cuando agregaron “El paciente presenta Afasia motora, pero está consciente, y tiene buen juicio, por lo que sabe decidir sobre él, y sobre asuntos legales que se le involucren” al documento del doctor Martínez Cabañas. ¿Quién de ese grupo que gozó de “toda la confianza del maestro” se echará la culpa por él, ¿Rodolfo Mendoza? No, ese es un cobarde manipulador que los hizo firmar junto con Mario Muñoz que dejó embarcados a muchos antes de irse a Polonia.

Se confirma, Fidel recibió dinero de los Zetas

Primero fue Carlos Nayen Borbolla, contador de Miguel Ángel Treviño, el Z 40, quien aseguraba que este grupo entregó 12 millones de dls. a Fidel Herrera para que los dejara operar libremente. Quien confirma la declaración de Nayen Borbolla es José Carlos Hinojosa, un exfiscal convertido en contador de los Zetas quien declaró: «Como socios, ellos iban a expandirla (a ADT Petroservicios de Colorado) y crecer usando contratos públicos. Cuando el candidato (Fidel) ganara la gubernatura, él les daría los proyectos, y entonces, ellos iban a obtener el contrato público del Gobierno federal a través de Pemex».

aortiz52@nullhotmail.com