En nuestro país cada proceso electoral sirve para airear el ambiente político (quizás más exactamente, la “cueva política”), pues es aprovechado para exhibir las tropelías del adversario, y como en México en ese mundillo abundan los de cola larga es elevado el riesgo de pisarla. Material abunda: pronto habrá noticias del mal uso del recurso público en Nayarit durante el periodo de Roberto Sandoval como gobernador, nada nuevo porque eso fue siempre un secreto a voces, también conoceremos más detalles de la desviación de recursos hacia cuentas bancarias de la esposa del dirigente nacional del PT, que por efecto de carambola impactará en Andrés López Obrador a quien ese partido apoya. El show debe continuar el circo está puesto y abundan los actores.