Desde el Café
Por Bernardo Gutiérrez Parra

Este martes cuando el pleno del Congreso local dio a conocer la aprobación de la Cuenta Pública 2016 y dijo que hay observaciones por más de 12 mil millones de pesos, la mujer que se encontraba a mi lado en el graderío exclamó: “Ah caray”. Pero cuando se leyó el número de dependencias que tienen esas observaciones agregó casi en un susurro: “Qué bárbaros, todos robaron”.
En efecto, todos robaron.
Todos metieron la mano al cajón; todos se despacharon hasta hartarse, pero casi todos siguen libres.
Van nombres y montos de algunas secretarías desfalcadas en números cerrados: Secretaría de Gobierno 242 millones de pesos; Secretaría de Seguridad Pública 214 millones; de Educación 724 millones; Infraestructura y Obras Públicas 91 millones; Desarrollo Social 184 millones; Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca 42 millones; Turismo y Cultura 5 millones; Protección Civil 28 millones; Coordinación General de Comunicación Social 2 mil millones de pesos. Y aquí le paro.
Pero también hay que contar a los Organismos Públicos Descentralizados como el Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos; la Comisión del Agua del Estado; el Instituto de Espacios Educativos; el Instituto de la Policía Auxiliar y el Instituto de Pensiones del Estado, donde también se fueron a lo grande.
Bueno, hasta en los Tecnológicos hubo saqueo y de ellos destacan el Instituto Tecnológico Superior de Álamo-Temapache, el de Chicontepec y el de Huatusco, además de Institutos como el Veracruzano de Bioenergéticos y el Instituto Veracruzano del Deporte.
Y faltan más, muchas más. La lista es grande y en ellas se incluyen universidades, Servicios de Salud y Fideicomisos hasta juntar la suma de 12 mil millones 493 mil pesos. Y eso sólo en el ejercicio del 2016.
También este martes el titular de la Auditoría Superior de la Federación, Juan Manuel Portal, entregó en la Cámara de Diputados los Informes Individuales de la Fiscalización a la Cuenta Pública 2016, y señaló que Veracruz ocupa otra vez el primer lugar nacional en número de observaciones, que en realidad debieran llamarse daños patrimoniales.
Dijo que de cada 100 pesos que la Federación entregó en el sexenio de Javier Duarte, 30.2 pesos fueron presuntamente malversados.
Indicó que sólo en el ejercicio del 2016, es decir, en el último año de gobierno del gordo, Veracruz tuvo observaciones por 14 mil 225 millones 337 mil 400 pesos. Dos mil millones más de lo que dijo el Congreso local.
Pero al corte del mes de octubre de este año, el monto “observado” por la ASF en el lapso 2011-2016 asciende a un total general de 74 mil 936 millones 534 mil pesos.
En palabras más claras, el quebranto patrimonial del gobierno de Duarte es el doble de lo que se ha cacareado.
¡Pasumadre! ¡Qué manera de robar la de estos sujetos!
Y es que no sólo fue Javier Duarte y su esposa Karime Macías, sino casi todos los titulares de secretarías, además de subsecretarios, directores, sub directores y hasta jefes de departamento.
Casi todos le entraron al atraco y reitero, casi todos andan libres.
¿Qué procede ahora? ¿Que en la PGR se hagan bueyes y en la Fiscalía de Veracruz se entrampen con carpetas de investigación que no saben redactar de manera correcta?
¿Qué esperan para proceder en consecuencia? Ya se sabe el monto de lo robado y cuáles fueron las dependencias atracadas.
¿Qué están esperando para llevar a tanto ladrón tras las rejas?
bernardogup@nullhotmail.com