Por si acaso..
Por Carlos Jesús Rodríguez

*Se sigue privilegiando a varones
*Mujeres violentadas en el Estado

EN EL papel y en el discurso se lee, y suena bonito, pero en los hechos la equidad de género sigue siendo una deuda de partidos y de los propios Gobiernos que privilegian la contratación de varones para cargos de relevancia, a tal grado que actualmente en el País solo hay una Gobernadora en 32 Estados que integran a la Nación, y 311 presidentas municipales en un universo de 2 mil 462 ayuntamientos, porcentaje que resulta ridículo y condenable, a tal grado que la propia Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico –de la que forma parte México- critica por inequitativo, ya que se trata de poco menos del 5 por ciento no solo en puestos públicos sino en juntas directivas del sector privado, por lo que, sin duda, el 2018 constituirá un gran desafío para alcanzar esa paridad de género que no aterriza, tomando en cuenta que estarán en juego 18 mil cargos de elección popular. Tal vez la 63 Legislatura de la Cámara Federal de Diputados es la que mayor número de mujeres ha tenido en toda su historia con 212 de un total de 500 escaños, y aunque la presencia de las féminas es significativa –como nunca-, simple y llanamente no ejercen el poder político en igualdad de condiciones que sus pares varones, toda vez que no ocupan la dirección de la mayoría de comisiones ni aprueban leyes y reformas, ya que la integración de la actual Cámara Baja es solo el resultado de la reforma constitucional en materia político-electoral promulgada en 2014 que legisló la paridad de género (50-50) en candidaturas, algo que a la fecha no se cumple ni en cuestión electoral ni en cargos administrativos.

SOLO PARA tener una idea de lo que sigue ocurriendo en materia de equidad de género pondremos el ejemplo de la Entidad, donde el actual Gobierno del Cambio, de los 17 cargos de mayor envergadura en el gabinete panperredista, solo cinco posiciones fueron otorgadas a mujeres, esto es, ni siquiera una tercera parte. Las beneficiadas fueron: Clementina Guerrero García que fue Secretaria de Finanzas y Planeación y, a los pocos meses removida para arrumbarla como asesora del actual titular del Ejecutivo, pese a ser maestra en Ciencias Administrativas, en Contabilidad y Gestión Gubernamental; otra es Indira Rosales San Román que se desempeña como Secretaria de Desarrollo Social y a quien hace algunos meses se le vinculó en un romance al interior del gabinete que, en última instancia, es muy su vida. Una más es Silvia Edith Mota Herrera, ex subdirectora de lo Contencioso de la Dirección Jurídica del ISSSTE, quien se desempeña como Secretaria de Trabajo, Previsión Social y Productividad. Mariana Aguilar López, una posición del PRD –más como negociación que por convicción- encabeza la Secretaría de Medio Ambiente, la ex diputada local cuenta con un Diplomado en Administración Estratégica de Organizaciones Públicas por la Universidad de California en Berkeley, y Yolanda Baizabal Silva, que es la titular de la Secretaría de Protección Civil, y párele de contar.

AHORA QUE si se trata del Congreso del Estado las cosas no cambian, ya que solo 10 mujeres ganaron la elección en 30 distritos disputados en los comicios del 5 de junio pasado, puesto que los partidos postularon mayoritariamente a varones. Se trata de María Elisa Manterola Sáinz de la alianza PAN-PRD por Martínez de la Torre. Daniela Griego Ceballos abanderada por MoReNa en Xalapa. Tanya Carola Viveros Cházaro/Morena/ Xalapa II. La periodista María Josefina Gamboa Torales/ PAN-PRD/ Veracruz I. Mariana Dunyaska García Rojas/PAN-PRD/ Medellín de Bravo. Dulce María García López/PRD/Zongolica. Yazmín Copete Zapot/ PAN-PRD/ Santiago Tuxtla. María del Rocío Pérez Pérez/ Morena/ Cosoleacaque. Miriam Judith González Sheridan/ Morena/ Minatitlán y Eva Felicitas Cadena Sandoval/ Morena/ Coatzacoalcos II que, finalmente, fue desaforada y vilipendiada por presuntos actos de corrupción y lavado, y en cuanto a las legisladoras plurinominales se encuentran Regina Vásquez Saut postulada por el PRI pero ahora, de vuelta en el PAN; Luisa Ángela Soto Maldonado, PRI; Janet García Cruz, PRI y dirigente antorchista; Por el PAN, Cinthya Amaranta Lobato Calderón; Teresita Zuccolotto Feito; María del Rosario Guzmán Avilés, y por el PRD, María Adela Escamilla Moreno y Lourdes García González, mientras que por Morena Patricia Rodríguez Cueto. En total 8 mujeres plurinominales para un total de 20 posiciones, lo que representa poquito más del 40 por ciento,

POR ELLO, sin duda, el gran desafío para alcanzar la paridad de género será la elección de 2018, ya que se disputarán18 mil cargos de elección popular, y los partidos tienen que cumplir con lo que establece la Constitución en la materia aun cuando prevalezcan resistencias que pueden ser frenadas con la ley. Y es que, como bien se recuerda, en 2015 se abrieron 202 carpetas de investigación por actos de violencia política contra mujeres, entre los cuales destacan casos de varias a las que no se permitió –ni se ha permitido- tomar posesión de cargos públicos a pesar de haberlos ganado en procesos electorales abiertos, y recientemente el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, junto con otras instituciones, presentó el Protocolo para Atender la Violencia Política contra las Mujeres a fin de dar cuenta del compromiso institucional con los derechos de las mexicanas. Y es que reconocer la violencia política por razones de género es un paso fundamental para lograr el cumplimiento del principio de igualdad entre mujeres y hombres, aun cuando subsisten comunidades y municipios serranos o indígenas donde las mujeres siguen relegadas, aunque esto mismo pasa en las grandes ciudades. Sin duda, el próximo año pondrá en la balanza qué tanto se ha avanzado en esos temas, y qué partidos están dispuestos a acatar los principios de la ley…

*****

ENTRE SÁBADO y domingo de la semana que se fue ocurrieron 22 asesinatos de personas y al menos 5 secuestros en el Estado, y entre los ejecutados hubo al menos 8 mujeres, además de tres plagiadas, algo que no se veía en Veracruz, lo que preocupa severamente a la sociedad. Sin duda, algo muy grave está ocurriendo en territorio veracruzano cuando las féminas están siendo víctimas de una violencia absurda que ni el Estado –convertido en gobierno- ni las fuerzas armadas Federales –de respaldo- han podido contener, y menos las policías Estatales que ahora se quejan de malos tratos, bajos salarios y despidos injustificados, además de carecer de implementos o pertrechos adecuados. Algo muy grave y subrepticio está pasando. OPINA carjesus30@nullhotmail.com