Debido a la presión del tiempo, y porque el estira y afloja debe estar bastante tenso, en el PAN y Movimiento Ciudadano decidieron apresurar sus movimientos haciendo públicas las propuestas: Anaya para presidente, Mancera para coordinador en el senado y la señora Barrales candidata al gobierno de la CDMX, tal dijo Dante. No hay de otra, o se concreta el Frente o se dispersa la idea, no queda tiempo cuando PRI y Morena ya están en acción. Queda al descubierto el cuento de anteponer los intereses del país a los personales pues Anaya no se mueve un ápice de su aspiración presidencial, pero en el PRD no se coincide con Dante y rechazan su ultimátum pues deben consensuar las candidaturas, dicen, y salvo que Mancera acepte la propuesta de Dante, el destino del Frente quedará en anécdota.