Este domingo Américo Zúñiga rendirá su cuarto informe de labores, en la segunda experiencia de periodo municipal a cuatro años en la entidad veracruzana, si la ampliación de un año más ha sido provechoso corresponde definirlo a través de los resultados en los 212 ayuntamientos veracruzanos. En lo que a Xalapa corresponde Américo privilegió la pavimentación de calles y banquetas, que no fueron pocas, pero dejó a un lado la solución de los problemas estructurales del municipio: al margen de la inseguridad para la cual cerró los ojos, el suministro de agua entubada y la vialidad no los abordó a la altura de la capital del estado, pues no existe una avenida de desfogue vehicular adicional, excepto un muy virtual proyecto de “arco norte” que dormitó en la retórica, nada más hubo. Américo concluye su periodo y tal vez anuncie licencia por un mes porque las circunstancias lo conducen hacia la dirigencia priista, en donde, ahora sí, tendrá que echarle todos los kilos, sino no.