A la ex dirigente del PRD, Alejandra Barrales, le pudiera suceder lo que dice el adagio: “nadie sabe para quién trabaja”, pues ahora resulta que no va sola en la búsqueda de la candidatura al gobierno de la CDMX porque el ex secretario de Salud, Armando Ahued se registró como precandidato a la jefatura de Gobierno, y también lo hará el exsecretario de Desarrollo Económico, Salomón Chertorivski. Causa extrañeza el registro de dos elementos del equipo cercano de Mancera, aunque pudiera ser parte de la estrategia para acuerpar a la señora Barrales, lo contrario pronosticaría un interesante episodio en cuyo epilogo pudiera haber sorpresas.