Veracruz- 2017-12-1309:03:18- Laura Morales/ El presidente municipal de Veracruz, Ramón Poo Gil, indicó que se quedarán a deber 500 millones de pesos de partidas federales que fueron retenidas por el Gobierno del Estado en la administración pasada.

El edil indicó que para evitar incurrir en algún tipo de irresponsabilidad se promovieron controversias constitucionales en diversas ocasiones, con lo que se evita una sanción al respecto.

Sin embargo, descartó que en esta administración el dinero pueda llegar al municipio, por lo que quedará pendiente para la siguiente administración.

“Estamos haciendo todo lo que está en nuestras posibilidades no sólo para la cuestión de Conagua sino de Grupo MÁS. Está administración se ha cumplido en tiempo y forma por controversias constitucionales de los recursos que son de los veracruzanos y no llegaron a las arcas. Son cerca de 500 millones de pesos pero nosotros seguimos gestionando recursos”.

Poo Gil indicó que el Ayuntamiento de Veracruz no dejará deuda a la próxima administración a pesar de algunas reducciones de fondos federales como las aportaciones de la Comisión Nacional del Agua.

En ese sentido, aseveró que desde el principio se estableció el plan financiero para el flujo de efectivo afín de cumplir con los compromisos establecidos.

Sobre la conformación de policías municipales informó que lanzarán la convocatoria para contratar a los mejores perfiles.

Se dará preferencia a los porteños ya que conocen la ciudadano y las zonas álgidas.

Los exámenes de confianza los realizará la Secretaría de Seguridad Pública.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO