Sociedad 3.0

Un hombre desequilibrado, que en la Ciudad de México había asesinado a su mujer, acabó en Altotonga con la vida de sus menores hijos y luego se pegó un balazo y murió.

Los hechos ocurrieron en el Hotel Urcid de Altotonga, donde se hospedó quien después sería identificado como Saúl Pilar Ruiz,  38 años de edad, originario de esa población, pero con domicilio en la Ciudad de México.

Trascendió que allá acabó con la vida de su esposa y luego se trasladó con los menores a Altotonga, donde se hospedó y pidió ser despertado a las 10 de la mañana de este martes.

Al atender a su instrucción, el personal del hotel se percató de que en la habitación estaban un adulto y tres niños muertos.

Personal policiaco, ministerial y pericial tomó conocimiento de los hechos, y trasladó los cadáveres al Servicio Médico Forense de Perote.