Si la idea de conformar un Frente partidista para competir con holgura en el proceso electoral 2018 para la presidencia de la república fue de Miguel Ángel Mancera es de suponerse querrá ser el candidato; pero, por otro lado, es indudable que Ricardo Anaya ha operado con eficiencia para que se concrete y por ese motivo también quiere la candidatura. Están entrampados porque ahora sugieren que para el periodo de precampaña se aproveche para elegir al candidato con métodos como consulta a la militancia de cada partido, debates, encuestas, o la combinación de todos esos métodos. Sin embargo se enfatiza que el PAN gobierna en 14 entidades; si con lo primero iba regular, con esto último aparece el peine, que por supuesto los Manceristas no recogerán.