Ángel Rafael Martínez Alarcón

La ruta de San Rafael Guízar y Valencia por la sierra central veracruzana

Agradezco con el corazón en la mano la invitación que me realizó la promotora turística número uno en el Estado de Veracruz, Leticia Arriaga Stransky, para presentar  el Mapa de la  Ruta de San Rafael Guizar y Valencia por la sierra central veracruzana.  Como primer producto de un proyecto mayor que tiene meta la publicación de un libro, en el marco del 20 aniversario del lanzamiento del primer libro de la Ruta de la Niebla.  También debo de agradecer por las presentes líneas por buenos oficios del presbítero  don Rafael González, responsable de la causa de los santos de la arquidiócesis de Xalapa, y responsable de los trabajos para la canonización y beatificación del V obispo de Veracruz, entre los años de 1920 a 1938.

En la Sala de prensa  Sergio Obispo Rivera  del antiguo Palacio Episcopal del obispado de Xalapa, y acompañado por el subdirector del museo Rafael Guizar y Valencia,  Andrés Guzmán, quien dio una breve introducción a la vida y obra del quinto obispo de Veracruz, Rafael Guizar y Valencia, entre los años de 1920 a 1938. Explicando su gran labor misionero justamente al momento de llegar a tomar posesión del obispado de Veracruz, el 4 de enero de 1920, un día ante la zona centro del estado había sufrido un fuerte terremoto, uno de los más impactante hasta ese momento. Xalapa, Coatepec, Xico, Teocelo, Cosautlán, Ayahualulco hasta llegar la zona de Orizaba-Córdoba, en la que obispo Rafael Guízar y Valencia, se convirtió en un misionero en auxilio a los efectos del terremoto, no importando los medios para llegar a las zonas más afectadas por las efectos del movimiento telúrico.

Los gobiernos de la post Revolución Mexicana, encabezados por los generales Álvaro Obregón y  Plutarco Elías Calles, en su responsabilidad de titulares del poder ejecutivo federal, fueron los responsables de una guerra de odio hacia la Iglesia Católica apostólica, por aplicar los preceptos constitucionales de la separación de la iglesia y el Estado; conocida como cristiada. Entre los años de 1926 a 1929.  Y  don Rafael Guizar y Valencia, sufrió doble persecución religiosa, la federal y la estatal, en el segundo periodo del Coronel Adalberto Tejeda Olivares, en segundo periodo como gobernador de Veracruz de 1928 a 1932, volvió a repetir  en Veracruz la persecución religiosa en Veracruz, basta recordar que la cristiada federal él fungió   como Secretario de Gobernación de la presidencia de Plutarco Elías Calles. En esta segunda cristiada a la veracruzana. Hubo acontecimientos tales con el asesinato del sacerdote Ángel Darío Acosta Zurita, hoy beato, cierre de templos, al Cristo negro de Otatitlán, le  degollaron la cabeza, por citar, Rafael Guizar y Valencia, siempre al frente de su feligresía.

Leticia Arriaga Stransky,  con su nueva propuesta de la Ruta de San Rafael Guizar y Valencia, tiene como objetivo darle el plus al peregrino que viaja a la tumba del  quinto de Veracruz, el turístico, y pueda observar el maravilloso paisaje de la ruta de la niebla. Conjugar fe con turismo, es duda la clave que desde Roma o Santiago de Compostela dan dado al mundo. Se presentaron dos  productos: el mapa y un video, y en la segunda mitad del 2018, la publicación, con el sello de Rutas de Veracruz.