Los diputados federales levantaron un árbol de navidad que “representa la pluralidad”, según el panista Marko Cortés, quien además discursea: “es importante el árbol de navidad, porque nos da esperanza…”. Ignora acaso que en nuestra cultura hubo una vez “un nacimiento navideño”, típica expresión costumbrista mexicana y que el árbol es imitación inducida por el consumismo capitalista, luego entonces al menos para México no puede representar “la esperanza”, cuya interpretación corre a cargo de un diputado mexicano “qué entienda por “esperanza”? ¡conseguir un nuevo hueso? Porque la esperanza del mexicano promedio es la paz, la armonía social, el trabajo honrado, “fecundo y creador” como dijera don Adolfo Ruiz Cortines.