La bancada de Morena en el Congreso local ha tenido tres bajas, dos por deserción y una por corrupción, un varón y dos féminas; ¿cuál pudiera ser la razón? He aquí algunas hipótesis: 1) los protagonistas son inventos “políticos”, sacados de la manga para competir por un partido como Morena que hace ganar a quien compita por sus siglas; 2) Fueron escogidos por su participación social, ascendidos por el voto ciudadano a un mundo desconocido en donde pronto sufrieron la alucinación del poder y del dinero fácil, siendo víctima de su avaricia cayeron en las garras de quienes compraron su adhesión; 3) No resistieron la rebaja del 50 por ciento de sus dietas para desviarlas a otros propósitos partidistas y prefirieron renunciar a un mañana incierto pero recibir completo sus “bien ganados” emolumentos.