Xalapa- 2017-12-0118:53:52- Jesús Ruiz

Un grupo de mujeres identificadas como fiscales especializadas en investigación contra la familia, mujeres, niños, niñas y trata de personas se manifestaron en la Fiscalía General del Estado (FGE) este viernes.

Advirtieron que de no respetar sus derechos humanos, actuarán conforme les permita la ley, y de ser posible se ampararán contra los actos de la FGE y el mismo fiscal general.

La inconformes señalaron que les fue notificada su adscripción a otra región y en algunos casos su despido.

Se trató de al menos 16 mujeres que se apostaron en la oficina central de la Fiscalía, quienes acusaron que fueron citadas en días y horas inhábiles para que se presentaran este día “sin informarnos el motivo”.

En entrevista, las mujeres señalaron que en concreto son 20 fiscales a las que se le indicó desde la FGE que no existe el recurso económico para continuar sufragando sus labores.

Por tal motivo, les señalaron que les serían rescindidos sus contratos, expuso Doria Mejía, de la Fiscalía Tercera de Coatepec.

Indicaron que hay mujeres que tienen hasta 19 años laborando para la impartición de justicia y ahora que pretenden liquidarlas sin razón aparente, además de que apenas les han ofrecido 37 mil pesos como finiquito.

Según las quejosas dos fiscales ya habían aceptado su liquidación, que se les otorgó sin mediar acuerdo, puesto que les fue presentada su carta de renuncia y un contador al que ubican solo con el nombre de Wilfrido, les ordenó firmarla.

Pese a que habían solicitado una audiencia con el fiscal general Jorge Winckler Ortiz para conocer el motivo de sus despidos, en la FGE les impidieron el paso más allá de la recepción y el área de recursos humanos, argumentando que el titular de la Fiscalía no se encontraba.

Reprocharon que en medio de la situación de violencia que ha alcanzado a la procuración de justicia, en lugar de buscar medidas de protección a las mujeres, se les esté desplazando a zonas alejadas de sus familiares en el mejor de los casos, y en otros, corriéndolas sin motivo aparente.

“Realmente son excesivos los cambios, violentando nuestros derechos humanos principalmente que somos especializadas y defendemos a las mujeres; hemos pedido el apoyo porque lo necesitamos, porque no podemos quedarnos de brazos cruzados a que nos corran, a que nos humillen, nos violenten la dignidad humana”, agregó Mejía.

Por su parte, Nora Lilia Castillo Alonso, fiscal que estaba al frente de la cuarta en Veracruz y que fue notificada de su traslado a Pánuco recriminó que no existe garantía alguna de que no le pueda suceder una situación como la que pasó la fiscal asesinada a principios de la semana.

“Es preocupante, finalmente somos mujeres y nos preocupa la situación que se está viviendo”, señaló.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO