Joaquín López Dóriga, opina: “… A este autollamado Frente Opositor, se agregó Dante Delgado, presidente de esa franquicia que es Movimiento Ciudadano y cambió el nombre a Frente Ciudadano por México, siendo, como es, un acuerdo cupular que excluía, y excluye, a los ciudadanos. […] desde su anuncio, que no creación, quedó establecido lo que han repetido: la candidatura es presidencial para el Partido Acción Nacional, Anaya, y la de Ciudad de México para el Partido de la Revolución Democrática, Barrales, es decir, el reparto por y para los presidentes de los partidos. En el camino excluyeron a Miguel Ángel Mancera y siguen discutiendo el método de selección cuando ya está resuelto, es Anaya… Para como van las cosas, el Partido de la Revolución Democrática irá solo en la presidencial con Mancera como su candidato y Anaya lo será también, pero con los despojos del Frente o del Partido Acción Nacional”.