Sociedad 3.0

Trabajadores de la Secretaría de Salud de Veracruz denuncian que el gobierno del Estado les comenzó a pagar los uniformes mediante una tarjeta electrónica emitida por una institución privada, situación que les genera costos por activación y por cada vez que pretenden hacer una disposición de dinero en los cajeros automáticos.

Los 26 mil trabajadores de SESVER fueron notificados mediante la circular 2391 del 28 de noviembre de este año, suscrita por el subdirector de Recursos Humanos, Ricardo Fernando Moreno Rodríguez, que a partir del día 29 del mismo les serían entregadas las tarjetas.

Por otra parte, cada año los trabajadores reciben además un bono de despensa por 11 mil pesos. La sorpresa que se han llevado es que no será pagado en efectivo, sino mediante una nueva tarjeta, lo que implica activarla y pagar 50 pesos por cada activación.

Las comisiones que deben pagar

La desventaja de este procedimiento, dicen, es que las tarjetas no son emitidas por una institución financiera, lo que implica que cada vez que necesiten retirar dinero tienen que pagar una comisión según el banco cuyos servicios usen.

Y aunque la circular indica que da acceso a efectivo en todos los cajeros RED de la República Mexicana, no sirve para compras vía telefónica ni para Internet.

Los empleados sospechan que este mecanismo de la tarjeta electrónica es un gran negocio instrumentado por funcionarios del gobierno, en convenio con los bancos, para obligarlos a pagar los servicios de cajeros.

Supuestamente recibirían dos pagos, pero ahora sólo será uno.

Por otro lado, se quejan de que este año el gobierno les redujo al 50 por ciento la ayuda para uniformes, además de que se quejan de que con 1,500 pesos no es posible comprarse 2 camisas o playeras y 2 pantalones, que aparte deben llevar bordados.

La reducción en el pago para uniformes, señalan, contradice los acuerdos firmados con antelación con los sindicatos, cuyos líderes han festinado que la ayuda iba a consistir en dos pagos para ese gasto.

La circular