Es mucho lo que está en juego en el actual proceso electoral, por lo cual quienes aspiran a un cargo de elección u operan, cabildean o dirigen partidos políticos hacen lo necesario para concretar sus proyectos. De allí la presencia de Ricardo Anaya en el viejo palacio del ayuntamiento de la CDMX para reunirse con Mancera, después de las propuestas difundidas por Dante Delgado. Sensible, Anaya atiende a Mancera, a quien no le pareció la propuesta para el senado sin previamente haberlo consultado. Sobre sus acuerdos nada se sabe, pero tampoco habrá que esperar mucho para conocerlos pues la fecha fatal es el 14 del mes en curso.