Desde Canadá se insiste en la salida de los Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio; hasta ahora la indefinición estadounidense ha impactado severamente en la moneda mexicana y la inflación subió a 6.77%, sin embargo, el gobierno mexicano toma el asunto con singular cautela, apostando hasta el último momento. Ante embajadores y cónsules dijo Peña Nieto: “…veo con optimismo la posibilidad de lograr un acuerdo que beneficie a los tres países miembros, no obstante, independientemente del resultado de las negociaciones comerciales, Canadá, Estados Unidos y México seguiremos siendo socios cercanos en virtud de la variedad y la magnitud de los lazos económicos, sociales y culturales que nos unen”…. Pero hizo alusión al Acuerdo Global con la Unión Europea cuyo trámite aún no concluye, así como los tratados con naciones de Asia y América del Sur. Trump pudiera ser un auténtico parteaguas en las relaciones económicas de México con el mundo fuera de América.