La Directora de Pronatura, Elisa Peresbarbosa Rojas, remarcó al Gobernador del Estado de Veracruz el Lic. Miguel Ángel Yunes Linares, la importancia de que el Gobierno Federal y Estatal hagan una inversión sería, fuerte y comprometida con la población local para invertir en infraestructura ambientalmente sustentable, capacitación y generación de capacidades locales, además del impulso al Ordenamiento Ecológico de los Municipios Costeros y el Decreto de un Área Natural Protegida Federal.

En el marco de la inauguración del desarrollo DIADA La Mancha, la Directora de Pronatura señaló que será muy importante que este proyecto ponga el ejemplo de lo que es un desarrollo social y ambientalmente sustentable, y que quede de manifiesto que la vocación de uso de suelo de la zona es de Conservación y Desarrollo Sustentable y que por ningún motivo en la zona se debe de desarrollar la Minería Tóxica.

Esto sin duda, permitirá proteger una de las zonas más bellas de la Costa Veracruzana e impulsar un desarrollo social y ambientalmente sustentable que sea modelo nacional e internacional

Elisa Peresbarbosa señaló que la Costa Central de Veracruz es un espacio único en el mundo por la gran diversidad de ecosistemas y especies que existen en la zona, y gracias a la investigación y trabajo que ha hecho PRONATURA VERACRUZ durante los últimos 26 años, y las investigaciones que ha desarrollado el INECOL y el trabajo realizado por grupos locales organizados como son Los Eco guías de la Mancha, los propietarios de Mozomboa, la Sierra de Manuel Díaz, Tinajitas, Los Baños, El Porvenir y comunidad de San Isidro; hoy en día la zona es ampliamente reconocida a nivel mundial por ser uno de los embudos migratorios más importantes del mundo.

La presión de desarrollo que enfrenta esta zona del Estado es grande y puede poner en riesgo a los ecosistemas, la flora, la fauna y los servicios ambientales que ofrecen. Por eso, el establecimiento del proyecto DIADA La Mancha, deberá de ser un ejemplo de desarrollo ambiental y socialmente responsable. En base a la presentación realizada por los inversionistas, dicho proyecto propone la protección de una superficie mayor a 200 ha como Área Natural Protegida, plantea el que todas las casas que se construyan deberán respetar la vegetación circundante, no podrán tener mascotas libres, se tratarán todas las aguas y se enriquecerá y reforestará el espacio circundante para promover tanto la protección como la restauración de las selvas circundantes, no se tocará el manglar, se invertirá en el desarrollo local y se implementarán varios programas de conservación del cangrejo azul, la tortuga marina y reforestación entre otros proyectos. En este sentido, la Directora de Pronatura mencionó que todos los actores locales estarán muy atentos de que se de cumplimiento a todas las condicionantes y propuestas mencionadas por la empresa.