Redacción de Sociedad 3.0 – El fiscal especial de la investigación de la injerencia rusa en las elecciones presidenciales, Robert Mueller, ex director del FBI, se puso en contacto con los abogados del presidente Donald Trump para informarles de la posibilidad de entrevistar al líder republicano.

Sus cuestiones irían dirigidas a esclarecer si el presidente cometió obstrucción a la Justicia y si hubo coordinación entre su círculo más cercano con Rusia para hacerle ganar las elecciones presidenciales.

“Esto [la investigación] está avanzando más rápido de lo que nadie piensa”, afirma una de las personas próximas a Trump, según cita el Post. El interrogatorio de Mueller a Trump podría tener lugar en las próximas semanas. Los abogados del presidente y el fiscal especial estarían planeando una nueva cita para fijar con precisión las condiciones. Los asesores legales de Trump esperan que Mueller les dé una idea clara del tipo de preguntas que le harían y tienen como meta principal lograr que el interrogatorio se realice a través de un cuestionario por escrito y no en persona, cara a cara.

Una de las cuestiones clave que Mueller trataría de dilucidar es si Donald Trump ha utilizado sus poderes presidenciales para obstaculizar las pesquisas sobre la trama rusa. En mayo el presidente fulminó al director del FBI, James Comey, que investigaba sus vínculos con Rusia.