Redacción de Sociedad 3.0 / En su informe mundial 2018, la organización defensora de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) hace un balance por países de la situación en América Latina, región en la que constata avances pero también la persistencia de graves problemas crónicos.

Al respecto de México, en su informe mundial sobre los derechos humanos en el mundo, la organización señaló que “durante el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, que se inició en 2012, miembros de las fuerzas de seguridad han estado implicados en graves y reiteradas violaciones de derechos humanos —incluidas ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, y tortura— en el marco de acciones contra el crimen organizado”

La organización con sede en Washington resaltó que existen 10 mil quejas de violaciones a derechos humanos documentadas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) desde 2006, de las cuales,+ cerca de 2 mil se cometieron durante el gobierno de Peña Nieto, sin contar con que en los últimos 12 años el organismo ha dirigido más de cien recomendaciones al Ejército por violaciones serias.

La organización comentó sobre la aprobación de la Ley de Seguridad Interior (LSI), que no prevé “medidas concretas para mejorar la rendición de cuentas”; de la reforma al Código de Justicia Militar, que remite a juzgados civiles los casos de abusos cometidos por personal castrense, así como de la objeción presentada por la CNDH ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a esa reforma, alertó el que se hayan otorgado “amplias facultades a fiscales y jueces militares para allanar viviendas y edificios públicos e intervenir telecomunicaciones privadas sin una orden judicial emitida por la justicia penal ordinaria”, acción de inconstitucionalidad pendiente de resolver.