Es preocupante el nombramiento de Yolanda Olivares como Directora del Consejo Consultivo del Instituto Veracruzano de las Mujeres (IVM), ya que Yolanda es hermana de la ex diputada local del PAN, Gloria Olivares, quien es esposa del ex dirigente del PAN en Xalapa, Juan Hernández Santés, ambos simpatizantes de los colectivos “Sí vida”, que buscan restringir el derecho a decidir de las mujeres sobre su propio cuerpo.

Por si fuera poco, Yolanda tiene poca si no es que nula experiencia en el ámbito de la defensa de los derechos de las mujeres, lo cual, junto a su sospechosa relación con grupos religiosos y brazos civiles de la iglesia católica, pone en entredicho el buen juicio del Gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares que, además, tardó un año en elegir una cabeza para la dirección del IVM.

No cabe duda, Veracruz está volviendo a la edad media.