Contraesquina Política
Por Fernando Martínez Plascencia
05 de Enero de 2017

July Sheridan: Le hace el caldo gordo a Yunes Linares.

Ponciano Vázquez: A la diputación federal.

Roberto Borge: El orgullo de EPN.

Manlio Fabio Beltrones: Hasta las chanclas de estiércol.

            “¡La estupidez no se oculta! Al igual que lo ratero y lo idiota”. Ricardo Alemán.

Desde sospechas de espías alienígenas que pueden sabotear el cobro del impuesto predial en Minatitlán, pasando por el desastre financiero heredado por los ex alcaldes de todos los municipios de la zona sur, hasta llegar al colmo de encontrar tangas femeninas en la gaveta de la presidencia municipal que ocupó el ex alcalde de Soconusco José Francisco Baruch Custodio, es lo que ha venido saliendo a la luz pública, de aquellos que por cuatro años se sintieron seres paridos por los dioses del Olimpo.

Los dos municipios más importantes por su ubicación estratégica como son Minatitlán y Coatzacoalcos están al borde, en caso de que los asesores que rodean tanto a Nicolás Reyes Álvarez y a Víctor Carranza, alcaldes respectivamente de estos municipios, no los ubiquen en una realidad distinta a los que se acaban de ir, de convertirse en una agencia de colocaciones de familiares, tanto de ellos o de sus ediles, y que desgraciadamente esto, puede truncar el desarrollo de estos municipios.

Carentes de una verdadera formación política que solo se da con el paso de los años, y que esta se adquiere cuando se trabaja en un equipo político para las más altas responsabilidades, corren el riesgo de dejar en manos de sus parientes o amigos cercanos, la administración de dos de los más importantes municipios, y en tan solo seis meses pueden echar abajo toda “Esperanza de Cambio”, y con esto el pueblo voltear hacia otras opciones políticas que estarán en juego el primero de julio del presente año.

Ahí tenemos que en Coatza el Secretario del ayuntamiento, Miguel Pintos Guillen, es a la vez suplente del alcalde y nombró a su hermano Mario Pintos Guillen, director de Catastro, y en Minatitlán, empezando por un par de regidores PANISTAS, marido y mujer; Blas Avalos Santos y Noemí Manrique Valerio vivirán del presupuesto durante cuatro años para desgracia de los minatitlecos, y ya verá usted que no darán ningún resultado, desde hoy se vislumbra que serán unos  buenos para nada, ah, y el hijo de la tal Noemí es suplente en la regiduría de su marido, y bueno, desde ahí, el alcalde, don Nicolás Reyes, un hombre de bien, debe darse cuenta que no es bueno tener parientes como funcionarios, porque le puede pasar lo de don Amado Guzmán García (†)-considerado uno de los mejores alcaldes- con sus hijos, que eran el verdadero poder tras el trono, y a los cuales, se les tenía que consultar a ellos primero en cualquier acción que quisieran llevar a cabo los ediles, ya no se diga los directores de las distintas dependencias, prácticamente se arrodillaban ante ellos, y cuando algún funcionario era despedido por algún edil o por el propio alcalde, amadito o Ercilita lo reinstalaban ipso facto. Sus hijos, Amado Jr.(†), Ercilia, nietos, yernos, nueras, hasta el Chabelo Alemán que era su asesor en la “carne de monte” y en la repartición de la obra pública, donde se hizo de una enorme fortuna, tenían más poder que el cabildo completo, de ese tamaño lo que se vivió en aquella época.

La casa de don Amado está atrás del palacio municipal, y en ese tiempo, a alguien se le ocurrió, para quedar bien con el empresario mueblero, construirle  una rampa con escaleras para evitarle la fatiga de tener que dar toda la vuelta a la manzana para llegar a la oficina de la presidencia, de un hombre que, a pesar de todas esas limitaciones que su propia familia le impuso, hizo un buen trabajo de la mano del síndico municipal Ignacio Lázaro Domínguez, quien lo apoyó siempre en toda la administración, dejando un buen sabor de boca en toda la población.

Hoy, don Nicolás, deberá, por salud propia, no dejarse influir por ningún pariente o familiar para hacer de  Minatitlán una ciudad digna, y buscar los mecanismos que detonen el desarrollo económico y empresarial que tanta falta hace, y para ello cuenta con una importante empresa que ya cualquier otro estado o ciudad quisiera tener, como lo es la Refinería General Lázaro Cárdenas, que quincena tras quincena aporta una derrama económica importante, pero que desgraciadamente, los ciudadanos lo van a dejar a Coatzacoalcos, precisamente por la falta de espacios de entretenimientos, así como de tiendas o plazas comerciales que aquí no se encuentran.

El reto es grande señor Nicolás Reyes, el pueblo espera resultados, y es necesario rodearse de gente que sepa de política, y no de aquellos que están viendo una oportunidad de volverse ricos de la noche a la mañana. El chantaje y el privilegio de intereses políticos no deben caber en un pueblo que ya no aguanta más. Se requiere gente que tenga los contactos políticos que hagan aterrizar los proyectos urgentes y necesarios que ubiquen a este municipio en otro plano para dejar de ser conocido como minabaches.

Seis meses son tiempo suficiente para llevar a cabo los nombramientos acertados en cada una de las áreas vitales de la administración pública de este municipio, y para tener un balance de trabajo, y estos seis son suficientes para dar una primera valoración el primero de julio. Al tiempo.

Oiga, conociendo Miguel Ángel Yunes Linares el sentir del pueblo veracruzano que rechaza su primer año de fracasos, y sabiendo que estas elecciones no estarán como lo había previsto por la pérdida de la brújula política en el camino, se prepara para lo peor que pueda suceder en las votaciones del primero de julio, en las que su hijito Miguel Ángel Yunes Márquez puede perder la gubernatura, y por ello, de la mano de Vicente Benítez que controla el PANAL desde la cámara local, han lanzado a la despreciable diputada local July González Sheridan, ex de MORENA, hoy  del PAN, por el partido turquesa.

Miguel Ángel Yunes Linares y Vicente Benítez mantienen una alianza de facto para tratar de detener la desgracia que se le avecina al aprendiz de DAVID COPPERFIELD-por lo del reloj Richard Mille-a través de July Sheridan, quien aplasta el tafernario en una curul local, y que llegó por desgracia a dicha posición de la mano de su comadre, la diputada federal de MORENA Roció Nahle, que hoy mienta madres por semejante error, pero bueno, el caso es que MAYL hace un pacto que ya se sabía desde el inicio de su gobierno y que hoy se confirma, con el corrupto Vicente Benítez, el mismo que siendo oficial mayor de la SEV con Javier Duarte, está señalado de desviar varios miles de millones de pesos, y que al parecer, en un acuerdo como el que hizo otro corrupto como Edgar Spinoso, le entregó una suma millonaria al gobernador para ser perdonado y olvidar este espinoso “incidente”.

July González Sheridan con su falta de seriedad, y falta de congruencia, se prestó al juego del gobernador y de Vicente Benítez, y se registró, como otra burla más al pueblo veracruzano, de los políticos que hoy ostentan el poder, como precandidata del PANAL para tratar de dividir el voto en la siguiente elección. No representa nada esta gris representante popular del distrito de Minatitlán, pero con una buena inyección de varios millones de pesos que estos mal nacidos han acumulado indebidamente a su paso por los cargos públicos, podrá hacer una campaña que atraerá unos cuantos miles de votos, que mucho afectará a los candidatos de MORENA, y al candidato del PRI. Es lo que busca con esta estrategia el gobernador y el corrupto de Vicente Benítez para seguir conservando el poder, que les permita vivir otros seis años más del presupuesto público.

Y en Cosoleacaque donde también se cuecen habas, el alcalde por segunda vez, Cirilo Vázquez Parissi, prepara todo para que su hermano Ponciano sea también, diputado federal por segunda ocasión.

De verdad, da vergüenza este tipo de personajes, como si no existieran otras personas que pudieran ser los candidatos, estos carnales tienen tomado todo el control político que antaño tenían los Merlín.

Fíjese. Cirilo Vázquez, hijo de Cirilo Vázquez Lagunes, fue diputado local del PAN, luego se fue al PRI y llego como presidente municipal de Cosoleacaque de este partido, su hermanito Ponciano era el presidente del DIF, y desde ahí lo lanzó como candidato a diputado federal del PRI y ganó, y él seguía todavía como presidente, y en ese inter pide licencia Ponciano como diputado federal para venir como candidato del PRI a presidente municipal y gana, y posteriormente Ponciano siendo alcalde hace candidato a Cirilo a diputado federal y gana, y el año pasado Cirilo pide licencia a diputado federal para venir como candidato a presidente y ahora ya como alcalde quiere que Ponciano sea nuevamente diputado federal. Hay que reconocer que mantienen un liderazgo importante. En fin.

Pues ya llegó, y en mal momento electoral para una clase política tan denunciada por tanta corrupción que han permitido, uno de los de la nueva generación política del presidente Enrique Peña Nieto, Roberto Borge, ex gobernador de Quintana Roo, acusado de peculado, desempeño irregular de la función pública, y aprovechamiento ilícito de poder, además de uso de recursos de procedencia ilícita. Es decir, es un corrupto, que al amparo del poder como gobernador se robó cientos o miles de millones de pesos del erario público, dinero que no era de él.

Este sujeto era, junto con el recluso Javier Duarte de Veracruz, y César Duarte de Chihuahua, el orgullo del presidente de la república, que hoy, seguramente estará arrepentido de haber declarado semejantes palabras que lo hunden en pleno proceso electoral.

Roberto Borge fue de esos gobernadores que pensaron que no le harían nada, y quizá eso hubiese pasado, a no ser por organizaciones sociales que estuvieron denunciando tantas irregularidades de su gobierno, y desde luego, esto también sucedió, es decir, su caída, porque perdió la gubernatura que hoy está en manos de Carlos Joaquín González, un opositor suyo, y que en su momento buscó por el PRI la candidatura, pero Roberto Borge se lo impidió y se fue a la oposición PAN-PRD.

La desgracia de Roberto Borge se empezó a fraguar en el 2013, cuando la Organización “Somos tus Ojos”, dio a conocer que una mujer compró 600 metros de playa, y el Instituto de Patrimonio Inmobiliario de Quintana Roo le “vendió” a un precio de 137 pesos por metro cuadrado, siendo su valor real 200 dólares por M2. Esta mujer es Rosa Yolanda Angulo Castilla, madre de este corrupto que hoy ha sido trasladado de Panamá a México para que “pague” todos los latrocinios que hizo en su estado.

El cinismo y la desfachatez de este mal gobernante emanado del PRI llegó al grado de “venderle” a familiares y amigos cientos de hectáreas de terrenos de la reserva territorial a precios por debajo del costo real, casi se los regaló, que es un decir, porque seguramente por debajo del agua habrá recibido cientos de millones de pesos. Así se las gastó este señor que pensó que el poder no se termina.

Sin embargo, habría que analizar si su llegada es o no conveniente para el PRI en este momento, y si tendrán el tiempo suficiente para remontar la serie de ataques que sufrirán en los días por venir. Su llegada quizá no es propicia para el ambiente político adverso que hoy vive el PRI, pero, imagínese la llegada de este cocrrupto faltando un mes para el día de las votaciones, no tendrían tiempo de preparar una estrategia, como la que ya tienen en mente que es la decir que el PRI combatirá la corrupción de cualquier funcionario público de su partido o de cualquier otro, llámese como se llame, y que son los más interesados en que se castigue a quien se robe el dinero público. Pero hasta ahí, porque pedir la extradición de Cesar Duarte como lo ha venido exigiendo Javier Corral, si los hundiría, sobre todo cuando ya se sabe que Manlio Fabio Beltrones Rivera y Luis Videgaray están hasta las chanclas de estiércol en los 250 millones de pesos que fueron enviados a Chihuahua cuando Cesar Duarte Jáquez era el gobernador, y que fueron desviados a través de empresa fantasmas, por el detenido y vinculado a proceso ex secretario general adjunto del PRI nacional en la época de MFBR, ex senador Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, para financiar las campañas políticas de su partido. En política no hay casualidades.