Mole de gente
Por Virginia Durán Campollo
08 de enero de 2018

Es obsceno el gasto que se tiene, para estas precampañas electorales. Pésimos actores que no innovan. Es lo de siempre. Son nuestros pretensos salvadores y cuando llegan al poder, no resuelven con  su obligación. Anacrónicos aunque les funcionen ciertos spots, como el de movimiento naranja dónde lo que llama es la picardía temprana del  protagonista.   La  explotación infantil,  en aras del enriquecimiento. Quién no sabe que es Movimiento Ciudadano y el nefasto Dante Delgado. Serán millones de spots, repetidos hasta el cansancio. Son patéticos al prometer erradicar todos nuestros problemas en meses, años cuando tenemos  décadas  con ellos. Corrupción, impunidad, violencia temas torales en donde poco se avanza. No es posible que no se entienda, de la pobreza del  país que sufre más de la mitad de la población. Gastos millonarios en su presentación, que paga el erario público.  Millones de spots en medios de comunicación, que abruman, molestan y son violatorios pues exceden los tiempos. Estamos ante un escenario político, lamentable y cansado. *** La clase política en sus usos y costumbres, se apoderan del ejercicio público que está mal repartido, pues la mayoría carecen del perfil. Otros son genios que lo mismo van como secretarios de educación, que de salud, comunicaciones y transportes y demás. Al colocar en puestos de responsabilidad a familiares, amigos y hasta amoríos crean una  crisis económica. Cooptan  el poder y lo distribuyen a su antojo. Ahí están los aberrantes saqueadores ex gobernadores, que materialmente vaciaron los estados que gobernaron.  Historias sí conocidas, pero que se pueden evitar en el momento que vayamos a las urnas. Es la única herramienta que se tiene. No hay más antes que quedemos forzados por el ejército, como algunos lo analizan.  Partidos de  tres. La mezcla no es sinónimo de efectividad. *** Se debe exigir un estudio psicológico, de quienes pretenden gobernarnos. No solo los antidopings y su declaración de patrimonio. La verdad hay cada loco que llega, que causan crisis. Ya vienen de origen con serios trastornos psicológicos, como Duarte un caso emblemático.  *** En Veracruz cuando los candidatos se refieren ir en contra de la corrupción e impunidad, no se entiende la presencia de diputados federales, locales  y otros partidistas con el estigma. No se pueden presentar ese tipo de propuestas y tener al frente a verdaderos vándalos. *** Estamos de regreso gracias a Dios. ¡Feliz Año!*** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.