Es de rigor teórico que en la ortodoxia democrática quien tiene mayoría de votos gana, así sea el menos recomendable de los candidatos. Por ese resorte de lógica electoral a nadie debería extrañar la noticia de una posible de Vicente Benítez, uno de los muchos indiciados por la opinión pública veracruzana por presunta corrupción, para ser reelecto como diputado. Lo postularía el PANAL, “Es una posibilidad, porque soy diputado electo de ese distrito y estoy seguro de refrendar mi triunfo… y asegura que “que estamos en un momento histórico”. Y ciertamente, sería “histórico” si a pesar del bagaje que trae a cuestas resultara reelecto.