Orizaba- 2018-02-2315:55:25- Nora Gabriela Lira

Anualmente, un promedio de 50 mil menores desaparecen en el país, de los cuales un 60 por ciento es por sustracción familiar, indicó Víctor Arturo Gutiérrez Romero, delegado estatal de la Fundación Nacional de Niños Robados y Desaparecidos.

“El caso de la desaparición de niños es un problema que se sigue dando, que desafortunadamente se va incrementando incluso, por lo que esta fundación mantiene su campaña permanente de prevención del delito”, apuntó.

Las cifras, reconoció, son preocupantes, pero la labor que se realiza junto con otras instituciones busca crear esa cultura de prevención entre la sociedad y así evitar que estos índices se sigan incrementando.

Indicó que en el caso del estado las cifras en torno a estos casos no se les proporcionan tan fácilmente, pero a nivel nacional se habla de alrededor de 50 mil menores que anualmente desaparecen en el país.

Reconoció que se trata de una cifra preocupante y si se distribuye por estados refleja una realidad “aterradora” en cuanto a esta problemática.

Mencionó que la sustracción de menores ocupa el 60 por ciento de los casos, en tanto que el resto son desapariciones en donde se desconocen las causas.

Agregó que la recuperación de los niños es muy baja, y hace tiempo se mencionaba que era de apenas uno por ciento, porcentaje que ha subido a 5 por ciento de acuerdo con datos en este tema.

Consideró que la cifra de robos y desapariciones se podría disminuir con una cultura de la prevención entre la sociedad.

Sobre los casos que se dan por posible sustracción de órganos, indicó que se ha pensado que hay un mercado negro en este tema, pero no se sabe en realidad, porque a muchos de ellos no se les vuelve a ver nunca y sus cuerpos no se encuentran.

Mencionó que hace tres días una familia de Fortín le llamó para reportarle el caso de una niña de 8 años desaparecida y poco antes hubo otro reporte de otra menor 14 años desaparecida, y además con la queja de que la Fiscalía no quiso activar la Alerta Amber, y esto también es motivo de preocupación pues los padres deberían encontrar el apoyo de las autoridades.

Mencionó que en el caso de la jovencita, lograron saber que fue enganchada a través de las redes sociales.

Gutiérrez Romero refirió que el año pasado atendieron 20 solicitudes de apoyo de familias, en los que en 70 por ciento de los casos se logró dar con su paradero, dado que la mayoría fue de sustracción por parte de familiares, además de otros casos en donde los menores estaban participando en un juego en donde los retan a ver cuántos días pasan sin ser hallados por sus parientes.

IMAGEN DEL GOLFO.