Es fuerte la andanada contra Ricardo Anaya, candidato del Frente electoral integrado por PAN-PRD-MC, la documentación que aparentemente lo inculpa es reveladora lo cual introduce incertidumbre en el cuartel general panista. Es obvio que si se comprueba su, hasta ahora presunta culpa, se derrumban sus posibilidades de competir, pero si libra este torbellino veremos un Ricardo Anaya más competitivo y de agresiva actitud contra el PRI-gobierno. El escenario electoral se está enrareciendo con el avance del proceso electoral, debido a la implementación de estrategias en cada uno de los bandos y tal parece que la del PRI es descontar a uno para quedarse a competir con el sobreviviente, tal cual hizo en el Estado de México al defenestrar a Josefina Vázquez Mota difundiendo un presunto lavado de dinero de familiares cercanos de la candidata panista al gobierno, que después de eso ya no levantó presión ¿coincidencias?