Xalapa, Ver. A 14 de febrero de 2018. /Redacción Sociedad 3.0

La policía Israelí acuso formalmente a Benjamín Netanyahu, primer ministro de aquel país, por haber aceptado sobornos, fraude y  abuso de confianza. Las autoridades llevan dos años investigando al mandatario el cual ha sido interrogado en varias ocasiones y es acusado de haber aceptado un millón de shequels, que son aproximadamente 5 millones y medio de pesos en regalos de lujo.

Por su parte, el primer ministro Israelí no acepta las acusaciones en su contra ya que asegura que la investigación está llena de inconsistencias; de hecho comparó la pesquisa con un queso suizo por estar llena de agujeros, además considera que la verdad saldrá a la luz y por lo tanto estas acusaciones quedarán en nada.

Los integrantes del gobierno del acusado lo apoyan en su totalidad  y en su defensa consideran que la policía esta incurriendo en un acto ilegitimo para intentar un golpe de estado en Israel.