Desde el día de ayer a la redacción de Libertad bajo Palabra llegó el supuesto video elaborado por la revista Proceso donde se dan supuestas pruebas testimoniales sobre la entrega de dinero por parte de Javier Duarte a la campaña de Cuitláhuac García. De inmediato lo desechamos pues tenemos comprobado que el video no lo realizó Proceso, los mismos directivos de la revista lo desmintieron. Pero además, el video no muestra prueba real documentada sobre esas entregas. De hecho, lo único que existe es el dicho de Héctor Yunes de que el entonces candidato de Morena a la gubernatura, Cuitláhuac García, salía con cajas de huevo llenas de dinero. Pero hasta el momento no hay evidencia gráfica alguna. Existe sí, un audio en el que Gabriel Deantes, operador político de Javier Duarte, reconoce que a quien hay que apoyar es al candidato de Morena. Muchos juran que ese material gráfico y en video existe; muchos dicen haber escuchado testimonios de los que estuvieron presentes; algunos hasta aseguraban que López Obrador se reunió con Duarte, pero no hay ninguna evidencia de ello. Sacar a la luz dicho material como un documento periodístico sólo pone en evidencia al que lo utiliza. Si existe dicho material, ojalá lo saquen, si no existe, pues ya dejen de hacer mártir a un candidato que, si ahora no tiene posibilidades de llegar a la gubernatura, con tanto ataque van a conseguir que los veracruzanos voten por él por lástima. ¡Así de inteligentes son algunos electores!

CISEN no espiaba a Anaya, le daba seguimiento y Franco Castán estaba enterado; ¿acaso no le avisó?

Nos queda claro que lo que Ricardo Anaya quería era armar un show con la finalidad de que los electores se dieran cuenta de que él es tan importante, tan inalcanzable en las encuestas, que el gobierno federal puso a unos “espías” para ver si tenía algún tropezón. Alfonso Navarrete Prida declaró que al precandidato del PAN el CISEN le estaba siguiendo por cualquier eventualidad que se presentara. Según el secretario de Gobernación, el seguimiento a Ricardo Anaya no sólo era evidente, sino que se hizo en autos oficiales y de ello estaba enterado Franco Castán, el secretario de Gobierno, quien ya se había puesto de acuerdo con el delgado del CISEN. Si Ricardo Anaya no estaba al tanto de ello, es un problema de falta de comunicación. Pero si Ricardo Anaya estaba al tanto, entonces lo que quiso fue montar un espectáculo que se hiciera noticia nacional para en su último día de campaña, seguir en las primeras planas de los noticieros.

Marychuy sufre accidente, se encuentra fuera de peligro; en el accidente murió una persona, pero ella seguirá en pie de lucha

A unos días de que termine el plazo de los precandidatos independientes para la recolección de firmas, la precandidata Marí de Jesús Preciado sufrió un accidente cuando la camioneta en la que viajaba ella y otros compañeros volcó en una carretera de Baja California Sur. Desafortunadamente una persona que la acompañaba falleció, y otros quedaron malheridos. Marichuy resultó con algunas lesiones, aunque el Consejo Nacional Indígena ya informó que su precandidata está fuera de peligro. Queda claro que Marichuy no conseguirá las firmas necesarias para obtener una candidatura independiente a la presidencia de la República. Sin embargo, el mensaje que quería se conociera en toda la república se ha difundido de manera profusa. La lucha de María de Jesús Preciado habrá de continuar, una lucha por la dignificación de los pueblos indígenas, que como ya hemos visto, la llevó a arriesgar su propia vida. Afortunadamente se recuperará y seguirá en pie de lucha.

Armando Ortiz                                                                                  aortiz52@nullhotmail.com